‘Aprendiendo de los mejores’ (Alienta, 12ª edic.), el libro más vendido de management de un autor español de los últimos años con más de 30.000 ejemplares comprados   l   www.aprediendodelosmejores.es

martes, 12 de abril de 2011

Si no te quejas, no eres humano

Si hay algo que tengo claro es que en todos los lados cuecen habas. Con ese título escribimos un post hace ya algún tiempo: En todos los lados cuecen habas (19/07/09). Es una de las cosas que enseña la experiencia, no se puede tener todo y tal vez sea así como mecanismo inteligente de compensación del Universo.

Ya hemos hablado aquí muchas veces de ello. Quien gana mucho, tiene poco tiempo libre; quien viaja demasiado, añora pasar más tiempo en casa; quien trabaja por cuenta propia, anhela muchas veces contar con un sueldo fijo... Y así pasa con todo. De hecho a Enrique Rojas le gusta decir que "la felicidad es como un puzzle en el que siempre falta alguna pieza" o "como una manta que nos tapa pero siempre deja una parte al descubierto".

La satisfacción nunca es plena. ¿El secreto? Concentrarse en todo lo que se tiene evitando detenerse en lo que falta... lo cual no significa ser conformista, sino enfocar el zoom de la mirada en lo positivo en lugar de hacerlo en lo negativo. Cuestión de actitud. Como decía Beethoven: "Es la misma lluvia la que en la tierra inculta hace crecer zarzas y espinas y en los jardines flores". Un proverbio hindú sentencia: "¿Qué ve el ciego aunque se le ponga una lámpara en la mano?".

Nuestro amigo Pedja (@pedropedja) en su blog Allá en el faro del fin del mundo escribía el domingo un post titulado De la libertad y otras alegrías donde hablaba sobre esta cuestión, el difícil equilibrio entre libertad y compañía. Hoy mismo he recordado este excelente anuncio brasileño, un clásico de Youtube, pero que siempre que uno lo ve esboza una sonrisa. Aquí va el vídeo:


* Por si no lo leíste ayer, te dejo 100 Libros recomendados para Semana Santa, sobre talento, web 2.0., marketing, comunicación, superación personal... que te pueden servir de orientación para las próximas vacaciones.