«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 18 de mayo de 2011

Aprendiendo a negociar con el cine

Hace ya algún tiempo publiqué un post titulado: 10 claves para negociar bien. Allí trataba algunos aspectos claves y prácticos para abordar las negociaciones e incluso poníamos algún ejemplo concreto por mí conocido, como la negociación en el año 2002 del fichaje de Ronaldo por el Real Madrid al Inter; una negociación que dio mucho que hablar, pero apasionante en su ejecución.

En un puesto de gestión son importantes muchas habilidades, pero para mí una de las más relevantes es la negociación. La vida del directivo es continuamente un conflicto (con proveedores, clientes, empleados...) y donde hay conflictos (puntos de vista diferentes) hay que negociar para intentar llegar a un acuerdo.

En nuestra vida cotidiana pasa algo parecido: nos pasamos el día negociando con compañeros, amigos, parejas, etc; sin embargo, la negociación, como todo, tiene su técnica que hay que aprenderla y luego depurarla y perfeccionarla con la práctica. Son muchos detalles a tener en cuenta, tanto técnicos (información, parte contaria, necesidades...) como psicológicos. Os recomiendo algunos libros: Negociar para Con-Vencer, de Mercedes Costa; Supere el No: Cómo negociar con personas que adoptan posiciones inflexibles, de William Ury; y el más clásico: Obtenga el Sí, de Ury, Fisher y Patton.

Además de negociación, en este blog también hemos hablado muchas veces de Cine y Management. Hoy hacemos una sesión de formación mezclando negociación y cine para aprender a través de un vídeo que me ha gustado porque refleja bien algunos aspectos. La película, una que tiene mucha enjundia: El Padrino (1972), de Francis Ford Coppola.

Aquí dejo el vídeo (7 minutos):


6 comentarios:

Fernando dijo...

Bravo, Paco, estupendo. Y estoy muy de acuerdo contigo. Negociar es un arte. Yo he aprendido dos cosas negociando:

1) Los equipos, cuanto más heterogéneos, mejor. De esa forma el reparto de roles permite jugar mejor la baza emocional. Sobre todo cuando eres capaz de empatizar, que no simpatizar, con la parte contraria.

2) La empresa actual cada vez afronta menos juegos de suma cero y más "win - win". Las cadenas de valor se externalizan, las fuerzas se reparten... creo que saber llevar la negociación a ese punto te garantiza el éxito en muchos casos.

Un abrazo

FAH dijo...

@fernando. gracias, sir. el punto 2 que comentas me parece clave. cada vez hay que tener más tacto y sensibilidad y saber mucho mejor donde se presiona y cuanto. Como apuntas, todo está mucho más interrelacionado y todos dependemos más de todos. abrazo.

Javier Pérez Caro dijo...

Otro buen post, Francisco.
Negociar bien es importante, y negociando nos pasamos la vida. Por tanto debemos de aprender a negociar para conseguir, siempre que se pueda, un “Ganar-Ganar”.
Me alegro que utilices el cine, es una gran herramienta en la que nos apoyamos en formación. Creo que fue Juan carlos Cubeiro, el que decía en un post que el método del caso del siglo XXI es el cine

UN FUIERTE ABRAZO

FAH dijo...

@javier pérez caro. gracias. así es, una herramienta muy útil pedagógicamente y muy divertida. abrazo.

Tío Eugenio dijo...

Estupendo el vídeo y muy didáctico. Lo fundamental es lo último: que nadie sepa lo que piensas fuera de la "familia".
Mis hijos, en cambio aprendieron a negociar desde muy pequeños, con el plato de la comida:
-Tres cucharadas más
-Una
-Dos
-¡Vale!
Un abrazo,
Ug

FAH dijo...

@Tío Eugenio. Gracias. La películas es estupenda; y el vídeo, como dices, didáctico. Siempre he dicho que los niños son grandes negociadores... no me extraña tus hijos. salu2.

Publicar un comentario en la entrada