«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

lunes, 20 de junio de 2011

Adular = Sobornar por los oídos

Así lo define Pedro Ruiz en su magnífico libro RuiZcionario, del que ya hablamos aquí (ver post 31/01/2008) y en el que a modo diccionario habla sobre numerosos aspectos, ideas y conceptos de la vida utilizando el doble sentido y la ironía, ya que como él mismo advierte, "el humor es la forma menos suicida de decir las cosas serias".

En alguna ocasión he dicho, con cierta exageración, que para ser un buen directivo hay que ser un gran cínico, y para ser político aún más y para ser diplomático ni te cuento... Dicen que un diplomático es "alguien que te manda al infierno y estás esperando el viaje con impaciencia"...

En ese cinismo, manejar el arte de la adulación es fundamental, que como dice Pedro Ruiz es "sobornar por los oídos", decir al otro lo que le agrada escuchar para ganártelo. Tenemos tanto ego que ante los elogios nos deshacemos. El elogio genera una gran "conexión emocional" y la "conexión emocional" es fundamental para llegar a acuerdos, para crecer, para avanzar... Si eres de los que presumen "yo siempre digo lo que pienso", lo siento, pero salvo excepciones, no llegarás muy lejos... (ver post Cuidado: aduladores a la vista). 

La palabra "cinismo", dicha así, suena fuerte, por eso habitualmente (sobre todo en el mundo de las relaciones internacionales, del conocido soft power) se utilizan expresiones como "adaptación al contexto", "capacidad de gestionar situaciones diferentes", "equilibrio de fuerzas", etc, etc, etc... Ya sabemos que disfrazar las palabras las suaviza y las lleva a nuestro terreno. Por eso se inventó eso de "envidia sana" o aquello de "mentira piadosa"... justificaciones para dormir un poco más tranquilo, ya que no hay nada peor que no llevarse bien con uno mismo (ver post de humor con excelente vídeo: Nos entendemos a pesar de las palabras; y también No es lo mismo).

De todas formas, no hay que escandalizarse, el cinismo es uno de los rasgos que mejor define a nuestra sociedad, en la que como apunta @ristomejide, "estamos tan mentidos que hasta la verdad parece mentira" o como señala Luis Eduardo Aute "ya nada es verdad salvo la mentira"... Por eso la honestidad vende tanto en los medios de comunicación, porque ser honesto es ser diferente, y el éxito siempre procede de la diferencia... Cuando alguien en televisión dice lo que todos pensamos pero nadie decimos (hay que ser políticamente correcto... otros lo llaman educación), entonces llama la atención y genera interés...

Todos somos cínicos, sólo que hay determinados entornos donde ese cinismo se manifiesta de manera más clara, con mayor crudeza, con sus mejores galas... La empresa es uno de ellos.

* Hoy en la web Libros de Management (@librosdemanagem) el Top 10 Week: 20/06 al 26/06, los 10 libros recomendados de la semana: creatividad, coaching, gestión del tiempo...

4 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Buena aproximación a lo que somos. En la empresa el cinismo está a la orden del día en todos los niveles lo que significa que es extrapolable a la sociedad o viceversa.
Un abrazo

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. gracias. así, es. creo que es un rasgo de la sociedad en general, y que en determinadas ámbitos se muestra a cara descubierta... Abrazo.

Katy dijo...

Solo se adula a quien puede ofrecerte algo. "Halagar el oído".
Las personas íntegras, maduras, seria, ni halagan ni les gusta que les hagan la pelota.
Buen post.
Un abrazo

FAH dijo...

@Katy. gracias. totalmente de acuerdo contigo. La adulación busca el rédito personal... Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada