«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

lunes, 29 de agosto de 2011

Ryan HReljac: el niño que le quitó la sed a medio millón de africanos

Tras un parón de 2 semanas en el blog hoy os dejo este vídeo a raíz de una conferencia que escuché a Wayne W. Dyer (y de la que hablaremos), autor de libros como Tus zonas erróneasEl poder de la intenciónEvite ser utilizado o Nuevos pensamientos para una vida mejor, entre otros muchos.

Dyer citaba a Ryan HReljac que es conocido como el niño que le quitó la sed a medio millón de africanos. Nació en Canadá en 1991, y cuando era pequeño, un día en la escuela, con sólo 6 años su maestra les habló de cómo vivían los niños en África. 

Aquellas palabras de su profesora le marcaron de tal manera, sobre todo al saber que muchos morían de sed ante la falta de pozos de dónde sacar agua. Ryan preguntó entonces cuánto costaría llevarles agua y su maestra recordó una organización llamada WaterCan dedicada al tema y le dijo que un pequeño pozo podía costar unos 70 dólares.

Aquel día Ryan llegó a su casa y le comentó a su madre Susan que necesitaba 70 dólares para comprar un pozo para los niños africanos. Su madre le dijo que debía ganárselos él mismo y le fue poniendo tareas en casa con las que Ryan se ganaba algunos dólares a la semana . Finalmente reunió los 70 dólares y pidió a su madre que lo acompañara a la sede de WaterCan para comprar su pozo para los niños de África. Cuando lo atendieron le dijeron que lo que costaba realmente la perforación de un pozo eran 2000 dólares . Susan le dejó claro que ella no podía darle 2000 dólares por más que limpiara cristales para toda la vida, pero Ryan no se rindió. Le prometió a aquel hombre que volvería... y lo hizo.

El entusiasmo del chico (entusiasmo viene del griego: En-Theos: En Dios; o sea Dios dentro de nosotros) hizo que contagiara a todo su entorno en aquel proyecto: fermanos, vecinos y amigos. Finalmente lograron reunir 2000 dólares y Ryan volvió triunfal a WaterCan. 

En enero de 1999 se perforó un pozo en un pueblo al norte de Uganda . A partir de ahí empieza la leyenda. Ryan no ha parado de recaudar fondos y viajar por medio globo buscando apoyos para otros muchos pozos. Margaret Mead decía: "No dudes jamás de la capacidad de tan sólo un grupo de ciudadanos conscientes y comprometidos para cambiar el mundo. De hecho siempre ha sido así". 

A día de hoy Ryan, con 19 años, tiene su propia fundación y lleva construidos más de 400 pozos en África. Se encarga también de proporcionar educación y de enseñar a los nativos a cuidar de los pozos y del agua. Recoge donaciones de todo el mundo y estudia para ser ingeniero hidráulico. Su sueño: acabar con la sed en África.

En otro post: A veces los sueños se cumplen, ¿sueñas? hablamos de otro ejemplo similar. Lo hemos dicho muchas veces: los niños atesoran toda la sabiduría y las infinitas (repito, infinitas) posibilidades del ser humano. Luego, poco a poco, los adultos van poniendo límites (ver en Fast Good Management el capítulo: Lo hicieron porque no sabían que era imposible) hasta que uno se convierte en el que cree que es (ver post Tú no eres tus percepciones, eres tus creencias).

Aquí va el vídeo:



* Pásate a conocer los últimos posts publicados en Libros de Management (@librosdemanagem): Management a través del cine, de Javier Fernández Aguado; Neuromarketing, de Roberto Álvarez del Blanco; Publicidad On Line: Claves del éxito en internet, de varios autores.

9 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Pequeños gestos como este son los que consiguen grandes cosas. Esa es la vía. Magnífico ejemplo.
Un abrazo

FAH dijo...

@Fernando López Fernández. Gracias. Siempre se cumple el Poco + Poco = Mucho... el problema es que keremos ir de héroes, la solución pasa por poco muy unidos... tan fácil como difícil. abrazo.

Katy dijo...

Hace algún tiempo subí este post. Mi nieto al hacer su cominión no aceptó ningun regalo. Abrió una cuenta y todo lo que ingreso fua a parar a una ONG para un pozo de agua. Todo un testimonio.

http://katy-pasitoscortos.blogspot.com/2010/06/ryan-hreljac-el-nino-que-le-quito-la.html

Un abrazo y feliz semana

FAH dijo...

@katy. gracias. desconocía la historia. la descubrí la semana pasada. fantástico lo de tu nieto. enhorabuena. abrazo.

Nacho Cambralla Balaguer dijo...

Me encanta la foto de Ryan con el niño africano. Me recuerda al ying y el yang, simetría, equilibrio, complementarios...

FAH dijo...

@Nacho Cambralla Balaguer. gracias x pasar y participar. Es más lo que nos une que lo q nos separa. Estamos unidos, pero el ego nos separa. Todos somos uno y uno todos. Lo olvidamos. Abrazo.

GDS dijo...

Hola!!

Ojalá existiera mas gente solidaria que piense en los demás....

Un abrazo y que bueno que nuevamente a la faena!!

Gi

FAH dijo...

@GDS. gracias x pasar. así es. todo es más fácil de lo que pensamos si estuviésemos unidos. Abrazo.

alejan dra mo rale s dijo...

que bello gesto de amor hacia los mas necesitados, si todos pensaramos asi el mundo seria una maravilla, Dios te bendiga Ryan

Publicar un comentario en la entrada