«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 27 de diciembre de 2011

Reflexiones sobre el Dinero y la Libertad Financiera

Hoy simplemente quiero dejaros algunas reflexiones sobre el Dinero, las Finanzas y la Libertad Financiera que es importante conocer. De finanzas, en general, se sabe poco. Aquí van:

– El dinero sin inteligencia financiera se pierde rápidamente.

– Rico no es ganar mucho dinero; ser rico es tener libertad financiera.

– Ser libre financieramente es tener unos activos que te generan unos cash flows (rendimientos) que cubren todos tus gastos mensuales (anuales).

– Lo importante no es cuánto dinero ganas, sino cuánto dinero conservas.

– Si ganas mucho y gastas mucho, eres un esclavo, porque mantener tu nivel de vida tienes que mantener el ritmo de trabajo fuerte.

– Las dos bases principales sobre las que se sustenta una buena libertad financiera son: Ahorro e Inversión.

– El Ahorro te permite ir constituyendo un Capital que Invertido a un determinado interés van creciendo exponencialmente.

– Lo importante del Ahorro, no es si es mucho o es poco, sino ser disciplinado a la hora de guardar una cantidad constante cada mes sin justificaciones ni excusas. Lo decía Truman Capote: "La disciplina es la parte más importante del éxito".

– La Capitalización Compuesta (es decir, los intereses generan intereses, y la base de cálculo de la nueva rentabilidad es el capital inicial más los intereses acumulados), es el auténtico mantra de las finanzas. Gracias a la Capitalización compuesta se cumple que Poco + Poco = Mucho.

– La mayoría de las personas no consiguen la Libertad Financiera porque piensan que Ahorrar un poco no sirve para nada, y no se dan cuenta que un Poco más otro Poco capitalizados a una tasa determinada va creciendo exponencialmente.

– Un ejemplo. Imagínate que establecemos ahorrar 2 euros/día, lo que supone 60 euros/mes. Puede parecer ridículo pero esa cantidad en un año representan 720 euros que si la capitalizamos a un 10% mensual la cifra se va a 1.400 euros. Es decir, sólo por el efecto de la inversión y la capitalización compuesta se ha logrado duplicar el capital en un año. En 2 años (720 + 720 de ahorro = 1.440 euros), nos iríamos a un capital de 5.800 euros, es decir un 400% de rentabilidad. Y en 3 años, el ahorro sería de 2.100 euros y el capital de 16.000 euros.

– Si la cifra de 60 euros mensual la pasamos a 100 euros/mes (cifra bastante accesible para muchas personas), tendríamos en un año un ahorro de 1.200 anual y un capital de 2.300; en dos años, un ahorro de 2.400 y un capital de 9.735; y en 3 años un ahorro de 3.600 euros y un capital de 32.000 euros, esto es, casi un 800% de rentabilidad.

– Invertir es rentabilizar el ahorro, es decir, conseguir más de lo que uno tiene, y para ello no sólo existen inversiones en mercados mobiliarios (renta variable, fija, letras...) o inmobiliarios (casas, locales, etc), sino otras inversiones alternativas. Hay saber buscar y mirar donde otros no miran. El éxito siempre procede de la diferencia.

– Los ricos no trabajan por dinero, sino que hacen que el dinero trabaje para ellos.

– Una cosa es tener dinero y otra ser rico. Para ser rico hay que saber de finanzas, de otro modo el dinero se evapora.

– El apalancamiento es otro de los grandes secretos del mundo de las finanzas. Es un acelerador del dinero, porque con poco dinero se invierte mucho, con lo que la rentabilidad se dispara.

– La deuda es un concepto que no entraña ningún juicio: ni positivo ni negativo. Lo bueno (o malo) es su gestión.

– La deuda bien gestionada es un instrumento fantástico, porque te permite hacer cosas que de otro modo no sería posible hacer.

– La fiscalidad es igualmente otro de los aspectos que hay que manejar muy bien. Al final lo que interesa no es la rentabilidad bruta (diferencia entre precio de venta y compra) sino la rentabilidad neta (lo que uno se lleva al bolsillo), es decir después, de pagar comisiones, otros gastos e impuestos.

– Saber qué productos pagan menos impuestos, en qué plazos, en qué países y de qué manera es tener los conocimientos necesarios para aumentar la rentabilidad neta que es lo que realmente interesa.

– A mayor nivel de renta, más importante es la fiscalidad, porque pequeños ahorros porcentuales sobre un capital grande suponen una cantidad notable.

– A mayor nivel de renta, más importante es la seguridad de las inversiones, porque con una rentabilidad pequeña la cantidad obtenida en intereses es muy grande. Por ejemplo, el 5% de 1 millón de euros son 50.000 euros de intereses. De lo que se trata es de mantener el nivel adquisitvo (inflación) y sacar un extra de rentabilidad. Otra cosa es destinar un porcentaje (pequeño) a inversiones (proyectos) de alto riesgo por si salen bien.

– Lo primero a la hora de invertir es no perder, y después, ganar.

– Tu nivel de ingreso lo determina tu nivel de gasto. Ser austero es una virtud. Ser austero no es ser tacaño, sino no derrochar por derrochar.

Puedes leer si te interesa el artículo Cómo dejar de ser una analfabeto financiero, con algunas ideas más sobre el tema y un seminario de Robert Kiyosaki y también muchos libros sobre el tema en el siguiente link.

* Hoy en Libros de Management (@librosdemanagem) no te pierdas una Recopilación de Libros sobre cómo hablar en público y hacer presentaciones.
                                                                                                                                                                  

«APRENDIENDO DE LOS MEJORES» en: | Amazon.es Casa del Libro FNAC |
                                                                                                                                                                 

3 comentarios:

María José dijo...

Me ha gustado mucho tu post, claro y sencillo! Espero ponerlo en práctica!. Voy leyendo tu blog, aunque no lo comento normalmente, pero he de decirte que me sirven de mucho tus reflexiones y te agradezco que las compartas. Gracias y Feliz Año Nuevo.

María José

FAH dijo...

@María José. Gracias x pasar. Me alegro q te haya gustado el post. Y como dices, lo importante no es quedarse en la teoría sino poner las cosas en práctica. Feliz Año y lo mejor para 2012. Abrazo.

Fernando dijo...

Muy interesante, Paco. Claro y sencillo, como apunta María José. Me apunto lo de la disciplina. Yo te dejo también dos apuntes:

1) El primero es realmente tuyo, pero me parece magnífico: Con pólvora ajena se dispara estupendamente. Hoy en día en las empresas los directivos ya no son propietarios. La gestión del dinero ajeno es todo un reto.

2) En un entorno de libertad y desregulación financiera como el actual, se precisa de mayor responsabilidad. Cuanta más libertad, mayor responsabilidad. Si no el sistema se colapsa, como ha demostrado esta crisis.

Un fuerte abrazo

Publicar un comentario en la entrada