«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 18 de enero de 2012

10 rasgos del buen freelance

Hoy continuamos con la saga de "10 rasgos" en la que hemos ido dejando algunas características particulares de:


10 rasgos que distinguen a los ganadores.

En el post de este lunes nos centramos en los 10 rasgos del buen freelance, y como también siempre decimos, aunque otros se podrían incluir. Aquí van:

1. Diferenciación: Antes de empezar pregúntate que tienes tú que los demás no tienen. Puede ser lo que ofreces (factor contenido), cómo lo ofreces (factor continente) o lo que haces sentir (factor emoción). Jack Welch decía: "Si no tienes nada diferente, no compitas". Así de claro. Y Michael H. Goldhaber apuntaba: "Si tu trabajo no tiene nada de especial, nadie reparará en ti con independencia de lo duro que trabajes, y eso significa que tampoco te pagarán mucho".

2. Venta: Salvo excepciones, ningún producto (y  menos servicios) se venden solos, sino que hay que trabajar duro la venta, mucho más aún si uno es poco conocido. Como decía Bernardino Herrero, "una cosa es conquistar un continente y otra poblarlo y desarrollarlo". Una vez que sabes en qué te diferencias, centra tus esfuerzos en conseguir clientes. Te recomiendo la excelente entrevista a Brian Tracy, con el título "El secreto de mi éxito". Insiste mucho sobre este aspecto. Y si no sabes vender y no tienes un perfil comercial, aprende, observa, preocúpate de ello. Puedes ver algunos libros recomendables en el siguiente link y te recomiendo el post Profesionalizar la pasión.

3. Visibilidad: Lo siento, lo que no se conoce, no existe. Así de simple. Hay gente con mucho talento que pasa desapercibida y, por tanto, sus resultados son ramplones. Participa en las redes sociales y acude a foros, conferencias, congresos... haz un poco de ruido y hazte notar. Como apuntaba en una ocasión nuestra amiga Pilar Jericó (@pilarjerico), "el talento sin una oportunidad es como un maravilloso Ferrari aparcado". Puedes ver una recopilación de libros de Marca Personal en el siguiente link.

4. Alianzas / Partners: la autosuficiencia siempre conduce a terrenos de ineficiencia. No pretendas hacerlo tú todo sólo. Primero, porque cada uno sabemos de lo que sabemos. Todos tenemos talento, pero cada uno para una cosa. Segundo, porque el tiempo que dedicas a otra cosa no lo estás dedicando a lo que sabes hacer mejor. Subcontrata el resto de servicios, y si tu presupuesto es limitado, haz intercambio (swap) de servicios para que no haya desembolso.

5. Productividad / Tiempo: El freelance habitualmente trabaja sólo (o casi) y se ve obligado a hacer más cosas de las que sería recomendable, sobre todo, de tipo administrativo. Saber organizarte y manejar tu tiempo es un aspecto primordial, porque si no lo haces verás cómo el tiempo se te escapa de las manos. También hazte respetar, hay muchos ladrones de tiempo (mails inoportunos, llamadas innecesarias, etc). Napoleón Hill decía: "Hay ladrones a los que no se castiga, pero que roban lo más preciado: el tiempo". Te recomiendo seguir a José Miguel Bolivar (@jmbolivar) de Optima Infinito.

6. Aprendizaje constante: No dejes de aprender: libros, seminarios, videos, artículos... tienes que estar al día de todo lo que ocurre en tu ámbito de actuación y ese conocimiento/experiencia ponerlo en un contexto global e integral. El conocimiento aislado sirve de poco, hay que integrarlo en la generalidad. Hay que saber mucho de algo y un poco de todo lo demás. Además, todo cambia con rapidez y el mercado demanda agilidad de respuesta. Como decía Arie de Geus: "La única ventaja competitiva reside en aprender más rápido que la competencia".

7. Networking: Me decía hace algún tiempo Alfonso Jiménez, socio fundador de PeopleMatters: "Para un directivo de hoy es imprescindible manejar muy bien el mundo de las relaciones, ya sea con inversionistas, empleados, clientes, proveedores o administración. Un 80% de la agenda de un directivo debe ser el manejo de relaciones y el 20% restante para otro tipo de cosas, como formarse o mirar los números; pero si ese 80% se hace bien, los números saldrán solos". Habitualmente, mucho más importante que lo que se vende es quién lo vende. A la gente le gusta poner cara y ojos a la gente. Puedes ver algunos libros recomendables en el siguiente link.

8. Aprende a decir No: Céntrate en lo que te aporta valor y también exige lo que vales. Y cuidado con lo gratis. Tu experiencia, concocimientos, tiempo... valen dinero. Sin perder la asertividad, pero también hay que aprender a decir No. Puede ser que por algún motivo te interesa acudir sin cobrar a algún acto/congreso/seminario por cuestiones de visibilidad, pero piénsalo antes. En España se abusa de lo "gratis". Y además, toda acción tiene un coste de oportunidad, esto es, lo que se deja de ganar por hacer otra cosa.

9. Profesionalidad: El compromiso es un requisito indispensable para el buen desempeño. Cada trabajo es un autorretrato de ti mismo, por tanto, si aceptas un encargo hazlo con calidad y elegancia. Y cuidado con relajarse y la autocomplacencia. Casi siempre vales tanto como tu último trabajo. La marca y el prestigio cuestan mucho en construirse pero a veces se vienen abajo de manera fulminante.

10. Paciencia: "La paciencia lo alcanza todo", decía la Madre Teresa de Calcuta. Como hemos dicho en otras ocasiones, nadie abre la puerta de un negocio y los clientes están fuera como locos para entrar. Más bien sucede lo contrario: el primer día no entra nadie; el segundo algún despistado; y así poco a poco hasta que uno va generándose una marca. Si lo que ofreces es bueno y te pones tus esfuerzos en vender y el networking, los resultados acabarán llegando. Citamos como otras veces a Henry Ford: "Son más numerosos los que renuncian que los que fracasan".

* Hoy en Libros de Management (@librosdemanagem) puedes leer la Reseña del libro "Secretos de lujo", las claves de un sector, el de lujo, apasionante.
                                                                                                                                                              

«APRENDIENDO DE LOS MEJORES» en: | Amazon.es Casa del Libro FNAC |

Pulsa para ver| Vídeo Book-Trailer  Dossier de Prensa – Twitter Opina | 
                                                                                                                                                            

5 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Yo añadiría Pasión y amor por lo que haces, además de la profesionalidad.

Un abrazo

FAH dijo...

@Fernando López Fernández. Gracias, sí es importante hacer lo que te gusta, esa pasión, que se nota en el resultado final. Abrazo.

Mara Esteban dijo...

Me quedo con uno muy olvidado , el "aprendizaje constante": la falta de tiempo, las prisas, los costes, hacen que a veces lo dejemos de lado, pero debería ser tan importante como un contacto con un cliente¡

FAH dijo...

@Mara Esteban. gracias x pasar x aki. La verdad es que sí, todo es importante, y como siempre, el problemas es saber dónde están los límites y los equilibrios... la experiencia lo suele indicar... abrazo.

Fernando dijo...

Pedazo de decálogo, Paco.No sabría con qué quedarme, la verdad, aunque me apunto a lo de Fernando: Pasión y amor por lo que se hace.

Un fuerte abrazo

Publicar un comentario en la entrada