«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

lunes, 27 de febrero de 2012

Coaching: más daño que beneficio

Lucy Kellaway, es una de las periodistas más conocidas en temas de management, autora de algunos libros de empresa como En horario de oficina (Alienta 2011), Hice una tontería en la fiesta de la empresa (Planeta, 2010) o ¿Quién se ha llevado mi Blackberry? (Salamandra, 2007).

Destaca su humor ácido, muy british, poniendo siempre el dedo en la llaga. Hace algunos años publicaba en el Financial Times un artículo con el título Coaching: más daño que beneficio., un artículo interesante con el que ponía el dedo en la llaga y nos hacía pensar sobre si realmente el coaching aportaba valor o sus resultados eran contrarios a lo esperado.

El coaching, como todo, es una herramienta, y según se utilice y por quién, los resultados serán mejores o peores. Como toda moda, se corre el riesgo de la atomización y hasta que no llega una crisis que limpia el mercado no es fácil separar paja  y grano.

Pero dicho esto, desde mi punto de vista, hay 2 graves errores que se pueden cometer, uno por parte del Coach y otro por parte del Coachee, que pueden dar al traste cualquier proceso de Coaching. En concreto:

Por parte del Coach: Soberbia. Hace algunas semanas, Antonio Mateo, Socio y Director de AMateo Eventos (@amateo_eventos), escribía el artículo 10 expertos coaches dan 10 secretos de coaching. Preguntaba a diferentes personas por el Coaching. Por mi parte decía: "Ser coach es una de las profesiones más apasionantes y al mismo tiempo más complejas. El coach debe ser una persona que crea en el potencial que existe en todo ser humano, crear un clima de confianza que facilite la comunicación y el feedback, ser exigente con su pupilo, inyectar siempre ilusión y optimismo por mejorar y tener la humildad suficiente, para a medida que avanza el proceso, saber dar pasos al costado para no generar dependencias. La grandeza de un coach se mide por el grado de reducción conseguido".

En todo lo que tenga que ver con dirigir personas hay un aspecto fundamental: vocación de servicio, y eso requiere una gran humildad. Si el coach brilla más que el coachee hay algo que no cuadra. Alejandro Jodorowsky (@alejodorowsky), en Cabaret místico, dice: "A veces tratamos de ayudar, pero al hacerlo quizá hagamos daño obligando al otro a recibir algo que no nos pidió. El trabajo de curación exige una delicadeza extrema. No es una ocupación que permita exaltar el Yo personal del que cura, ni pulir su celebridad y renombre. Cuando se quiere sanar a alguien hay que hacerlo con todo el respeto, intervenir discretamente y jamás obligarlo a recibir nuestro servicio. Gurdjieff decía: Son tan perezosos para ayudarse a sí mismos que quieren ayudar a los otros".

Por parte del Coachee: Cinismo. Un día charlando con Mariano Vilallonga, con quien escribí junto a otros expertos en la materia (José Manuel Casado, Martha Williams, María García...) el libro Coaching directivo: desarrollando el liderazgo (Ariel, 2003), me decía: "Las situaciones más complicadas tienen lugar cuando se inicia un proceso de coaching con un perfil directivo que podría denominar cínico. Su postura es de total incredulidad. Aborda el proceso pero sin creer en él y en lo que representa, que no es más que llegar a conocer la realidad de sí mismo para plantear una mejora y que esa actitud pueda difundirla entre las personas que le rodean para que se desarrollen. Además, en muchos casos, en este tipo de directivos se dan comportamientos divergentes entre lo que dicen que va a hacer y lo que realmente hacen".

Lo mejor es ser honesto con uno mismo y no perder (ni hacer perder) el tiempo. Todo proceso de cambio y mejora exige mucho compromiso, mucha voluntad y mucha paciencia para ver resultados. Por lo tanto, lo mejor es ni engañar a los demás ni engañarse a uno mismo. Si uno no está dispuesto a poner toda la carne en el asador, es mejor abandonar antes de que los malos resultados nos dejen en evidencia.

* Puedes ver en el siguiente link una Recopilación de Libros de Coaching.
                                                                                                                                                 

Conoce mi nuevo libro «FAST GOOD MANAGEMENT» / http://www.fastgoodmanagement.com/

3 comentarios:

Paula Colantonio dijo...

Hola Francisco,
¿Y no pasa también que el oficio de coach está un tanto desdibujado? ¿Y que justamente por eso no es fácil separar la paja del grano?
Da la impresión que haciendo unos cursitos en determinados centros cuya excelencia desconozco, ya se puede presentar uno como coach, sin tener por ejemplo una licenciatura en psicología previa.
Cuando por ejemplo si quiero dedicarme a curar a gente estudio medicina y luego haré todos los cursos de especialización necesarios; no alcanza con que haga un curso de primeros auxilios en la cruz roja... No pasa eso con algunos coaches? Que carecen de una sólida formación?
Un abrazo

FAH dijo...

@Paula Colantonio. Gracias, Sí, así es, pero ocurre en el Coaching y en otros Sectores y Profesiones que se ponen de moda. Ser coach es una profesión difícil, porque tiene que ver con la vida. Hay que tener experiencia vital y poca gente atesora esa experiencia, más allá de la técnica. Abrazo.

Yuanyuan Lin dijo...

7.23lllllyuanferragamo shoes
ferragamo outlet
ferragamo shoes
ferragamo outlet
ferragamo shoes
ferragamo shoes sale
ferragamo shoes
ferragamo outlet
ferragamo shoes
ferragamo outlet
ferragamo shoes
fitflop clearance
fitflop sale
fitflops outlet sale
fitflops outlet
fitflops clearance
fitflops sale
fitflops sale
fitflops uk
fitflops sale clearance
fitflops sale
fitflops clearance
fitflops sale clearance
fitflops shoes
fitflops uk
fitflops clearance
fitflops shoes
foamposite shoes
nike foamposite
fred perry polo shirts
fred perry polo
camisetas futbol baratas
futbol baratas
ghd hair straighteners
ghd uk
7.23

Publicar un comentario en la entrada