«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 3 de abril de 2012

El poder de las relaciones

John C. Maxwell es un conocido del mundo del management y uno de los autores que aparecen incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición)

Es conferenciante y autor de muchos libros de empresa como: 25 maneras de ganarse a la genteDesarrolle el líder que está en usted, El talento nunca es suficiente o Las 21 leyes irrefutables del liderazgo, entre otros (ver resto de títulos en el siguiente link).

El último que he leído es  El poder de las relaciones. Y merece mucho la pena. En su estilo fresco y ágil John C. Maxwell aporta reflexiones (y datos) interesantes. Aquí van sólo algunas ideas extraídas del libro:

– Trabajar duro no es suficiente; tampoco ser excelentes en lo que hacemos; para ser exitoso tienes que aprender a establecer relaciones.

– Las personas pueden o no escuchar tus palabras, pero perciben tu actitud.

– Como tu rostro hablará de ti aunque no quieras, es preferible que comunique algo positivo.

– Más del 90% de la impresión que causamos en los demás no tiene nada que ver con el contenido de lo que decimos.

– Nadie quiere que le vendan algo, pero todos quieren que les dispensen ayuda.

– Sean cuales fueran tus objetivos, relacionarte con la gente puede ayudarte.

– Relacionarse es útil en todas las áreas de la vida.

– No se trata de establecer relaciones, sino de mantenerlas.

– Las relaciones tienen mucho que ver con el interés que muestras por los demás.

– Si no sabes relacionarte, aprende, de otro modo, tus avances serán limitados.

– El humor bien utilizado es muy útil en las relaciones.

– Si primero ayudas a los demás a obtener lo que desean, luego ellos te ayudarán a conseguir lo que tu deseas.

– El liderazgo tiene mucho que ver con establecer vínculos con los demás.

– Por muy bueno que seas, si no caes bien es difícil que vendas o que te contraten.

– Los individuos prestan atención cuando lo que se les dice tiene que ver con algo que desean con fervor.

– Las personas no recuerdan lo que nosotros creemos importante, sino lo que es importante para ellas.

– Logra el entendimiento para que no haya malentendidos.

– El público no queda convencido de lo que decimos sino de lo que entienden.

– La primera vez que dices algo se escucha; la segunda se reconoce; la tercera se aprende.

– Sin confianza no hay relación que valga.

– Tendrás todo lo que deseas si ayudas a los demás a conseguir lo que desean.

– El factor más decisivo para ascender en la empresa es la capacidad de comunicación.

En definitiva, un libro útil y práctico con mensajes que no conviene olvidar. Saber relacionarse bien influye en todo. Hay mucha gente con mucho talento que pasa muy desapercibido. ¿Su error? No relacionarse bien.

* Hoy en Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver una reseña de Aprendiendo a perder, último libro de Santiago Álvarez de Mon.

3 comentarios:

PEDRO P. CARRANZA dijo...

Siempre he considerado que establecer una red de relaciones es de suma importancia para todas las personas, cada vez que tenemos la oprortunidad de interactuar con alguien, debemos aprovecharla para iniciar un vinculo con esa persona, que al pasar el tiempo se ira entretejiendo con otras personas que hemos conocido llegando a ser de gran importancia, ya que aparte de mejorar nuestro nivel de comunicacion por la practica frecuente, redundara en beneficios personales y/o profesionales en el momento menos esperado.

PEDRO P. CARRANZA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FAH dijo...

@Pedro P. Carranza. Gracias por pasar y participar. Sí, así lo pienso yo. De hecho, cada persona es un maestro nuestro en algún sentido. Y como dices, la constancia es el fondo de la virtud. Uno de los grandes problemas sociales es que la gente quiere resultados demasiado rápido. Saludos.

Publicar un comentario en la entrada