«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 25 de abril de 2012

¿Sabes cuál es el mayor enemigo de tus sueños?

Pensar que son inalcanzables, que es Imposible. Ponerte límites, cuando los límites no existen. Son sólo creencias mentales. No te olvides de ver de nuevo la película En busca de la felicidad (2006). Allí se dice: «Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ve por ello, y punto».

¿Y tu mayor aliado? Tres factores:

1. Fe: «la confianza en uno mismo es el primer factor de éxito», decía Ralph Waldo Emerson. Visualizar ese objetivo día y noche sin perderlo de vista jamás. Fe es aferrarse a tus convicciones cuando aparecen las dudas (muchas a veces), a lo largo del camino. Fe es mantenerte firme cuando todo invita a abandonar. Recuerda el post: No basta querer, hay que creer.

2. Capacidad de trabajo: si piensas que trabajando el mismo número de horas que el resto tendrás resultados muy diferentes, quítate esa idea de la cabeza. Hay que bregar más duro. La mayoría de la gente que llega arriba no es por talento sino por constancia. Recuerda el post Will Smith y su sabiduría de vida. Allí dice: "El talento lo tienes de manera natural; y la habilidad sólo se consigue con horas y horas y horas de trabajo. Tu talento te va a fallar si no trabajas duro". Y también: "No me considero un tipo talentoso; pero sí tengo una enfermiza ética del trabajo. Mientras los demás duermen, yo estoy trabajando; mientras los demás comen, yo estoy trabajando".

3. Resistencia Emocional: capacidad para soportar el dolor sin dejarse derrocar por los fracasos  y las sequías hasta que uno finalmente se alza con el trofeo. Hay que ser mentalmente fuerte. Los obstáculos son la forma que tiene el "sabio" Universo de distinguir entre aquellos que dicen que quieren algo de los que realmente lo quieren. A medida que aparecen los inconvenientes, muchas personas se van autodescartando al ver lo dura que será la escalada. En el libro Salir del abismo (2008), su autor Seth Godin dice: "Muchas profesiones y muchos mercados sacan provecho de quienes se dan por vencidos. La sociedad supone que usted se rendirá. De hecho las empresas y las organizaciones cuentan con eso".  Me decía una vez Carlos Costa, el manager de Rafa Nadal: "El 90% de un tenista es la cabeza. Si tienes la técnica de Rafa pero no su cabeza es imposible ser un número uno".

El caso Rocky Balboa

En 1974 Sylvester Stallone era un actor y guionista desalentado y sin un duro. En un combate de boxeo, se inspiró en un anónimo boxeador que llegó hasta el final para enfrentarse a Mohammed Ali. Corrió a casa y en apenas 3 días de explosión creativa escribió el primer guión de la película Rocky (1976).

Con los últimos 106 dólares que le quedaban envió el guión a su agente. Un estudio le ofreció 20.000 dólares, con Ryan O´Neal o Burt Reynolds en el papel protagonista. A Stallone le encantó la oferta pero deseaba interpretar el papel él mismo. Entonces se prestó a actuar gratis y la respuesta fue:

En Hollywood las cosas no funcionan así

Él rechazó la oferta aunque necesitaba el dinero desesperadamente. Luego le ofrecieron 80.000 dólares a condición de que no fuera él quien interpretara el papel protagonista, y volvió a rechazarlo. Le dijeron que a Robert Reford le interesaba y que le pagarían 200.000 dólares, pero otra vez los rechazo.

De nuevo subieron la oferta, esta vez a 330.0000 dólares, pero dijo que si no interpretaba él el papel protagonista prefería que no se rodase la película. Al final, a regañadientes, accedieron y le pagaron tan sólo 20.000 dólares y 340 dólares por semana, el mínimo de la escala salarial de actores. Después de gastos de impuestos, agente, etc, el neto que se metió en el bolsillo fueron 6.000 euros, en comparación con los 330.000 dólares que le habían ofrecido.

En 1976 Sylvester Stallone fue nominado a los Premios de la Academia como mejor actor y Rocky se llevó tres estatuillas: mejor película, director y montaje. Desde entonces, Rocky ha recaudado alrededor de 1.000 millones de dólares, una cifra muchas veces superior a los 330.000 dólares últimos que le ofrecieron.

La historia habla por sí misma; no hace falta añadir mucho más, sólo unas palabras que recogía. Noemí Vico (@_tiruriru_) en uno de sus posts hace tiempo, Motivación al estilo Rocky Balboa, extraídas del guión de la película Rocky, y que también resumen muchas ideas de las comentadas: 
«Voy a decirte algo que tú ya sabes: el mundo no es todo alegría y color. El mundo es un lugar terrible, y por muy duro que seas, es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte sometido permanentemente si tú no se lo impides. Ni tú, ni yo, ni nadie golpea más fuerte que la vida. No importa lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que pueden golpearte. Y lo que aguantas mientras avanzas. Hay que soportar sin dejar de avanzar, así es como se gana. Si tú sabes lo que vales, ve y consigue lo que te mereces, pero tendrás que soportar los golpes. Y no podrás estar diciendo que no estás donde querías llegar por culpa de él, de ella ni de nadie, eso lo hacen los cobardes y tú no lo eres. Tú eres capaz de todo».
Y un vídeo con la banda sonora y algunas imágenes de Rocky:



* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }

SÍGUEME en: | LinkedIn | Twitter | Facebook | Pinterest | Google + | Instagram Slideshare |


3 comentarios:

Pepe Arjona dijo...

Otro gran "post".

Este blog ha sido todo un descubrimiento.

FAH dijo...

@Pepe Arjona. Gracias, me alegro que te haya gustado. Salu2.

jotaele dijo...

Genial. Me ha ayudado. Gracias!

Publicar un comentario en la entrada