viernes, 20 de abril de 2012

Una mar en calma nunca hizo un marinero experto

El primer Capítulo de Fast Good Management (@fastgoodmanagem) está dedicado a la Adversidad y lleva por título: ¿Quién sabe lo que los problemas pueden hacer por ti? Un grito de guerra del Manifiesto Vikingo que pone de manifiesto cómo muchas veces los problemas pueden ser nuestros mejores aliados (puedes leer el capítulo entero en el siguiente link).

Esto fue por ejemplo lo que le ocurrió a la firma sueca IKEA. El diseño de sus propios muebles se produjo como consecuencia del boicot al que fue sometida por los proveedores suecos en 1955. Sin aquella difícil circunstancia para la empresa, el gigante del mueble tal vez no sería la empresa que es hoy día cuya presencia alcanza a más de treinta países.

Y es que como apunta un proverbio: "Un mar en calma nunca hizo un marinero experto". La adversidad es absolutamente imprescindible para la modulación de la personalidad. Una persona que no ha naufragado (en lo personal o profesional) es una persona que no ha madurado.

Hace años se hizo un estudio a nivel mundial sobre las características más reseñables entre líderes de todo el mundo. Había una que aparecía a menudo: habían pasado por situaciones difíciles desde jóvenes (muerte de los padres, abandono, enfermedades, muy pronto trabajando por necesidad...) pero las habían vencido.

En toda adversidad hay una parte objetiva (lo que ocurre) y otra más importante que es la subjetiva (cómo lo vive cada uno). Mientras hay personas que se hunden en la adversidad otras son capaces de verla como crisis de crecimiento y superación.

Hellen Keller (1880–1968) en El mundo donde vivo (1910) escribe: «El mundo está lleno de sufrimiento, pero rebosa de personas que lo han vencido y en su lucha descubrieron algo valioso». Aquí hemos hablado muchas veces de la Gestión de la Adversidad en posts como El hombre se forja en la adversidad, No envides mi éxito sin conocer mi sacrificio o Luchas o te rindes, entre otros.

Además hemos recomendado algunos libros interesantes como: Desde la adversidad, de Santiago Álvarez de Mon; Héroes cotidianos, de Pilar Jericó; No te rindas, de Enrique Rojas; o Superar la adversidad: el poder de la resiliencia, de Luis Rojas Marcos.

La adversidad bien gestionada puede ser una fuente de crecimiento y aprendizaje de incalculable valor; muchas veces sirve para despertar talentos ocultos, ya que nos obliga a salir de nuestra zona de confort; otras veces ayuda a encontrar el sentido de la vida, ya que desde el éxito es muy difícil pararse a reflexionar; también ayuda a ser agradecido por todo lo que uno tiene y da por hecho; te hace prestar atención a lo importante que es vivir el ahora y el presente porque de un minuto a otro cambia la vida; permite conectar con la parte más noble del ser humano (el dolor nos hace más sensibles); ayuda muchas veces a encontrar nuestra vocación porque nos saca de la rutina en la que estamos acomodados... (ver otras virtudes de la adversidad en el siguiente link).

Y todo esto lo cuento tras ver el excelente vídeo descubierto gracias a Pensar, sentir y actuar (@intoku8).



* Hoy en Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver la Reseña de Emprender con Richard Vaughan, de Helena López-Casares (@helenacasares).
                                                                                                                                                                  

«APRENDIENDO DE LOS MEJORES» en: | Amazon.es Casa del Libro FNAC |