Galardonado con el «Premio Coach de Honor 2017» de APROCORM que se entregará el 16 de junio en la Gala de su X Aniversario en Murcia

lunes, 21 de mayo de 2012

¿Qué tal andas de actitud?

Decía Winston Churchill: «La actitud es una pequeña cosa que hace una gran diferencia». Donald Trump también apuntaba: «Si quiere ahorrar contrate a los mejores. Eso no significa fichar a los que tienen mejor CV sino a los que tienen mejor actitud». Y Zig Ziglar lo tenía claro: «Tu actitud no tu aptitud es la que determinara tu altitud».

Si eres de lo que dicen «ése no es mi trabajo», no es difícil pronosticar la altura de tu vuelo. La gente con actitud "ganadora" es gente que hace muchas cosas que a priori no debería de hacer. Por decirlo de manera resumida es "gente dispuesta".

En cierta ocasión el Presidente de una empresa estaba viendo con un colega suyo un programa de televisión de preguntas y respuestas en el que el concursante respondía a cuestiones muy complicadas sin fallar en la respuesta:

En un momento dado, dijo:

¿Sabes cuánto pagaría por este chico? 

El acompañante contestó:

¿Cuánto?

Y dijo:

No más de 300 euros, pero no por día, ni por mes, ni por año, sino por toda su vida. Todo lo que sabe este chico, incluso más, lo podría encontrar en una buena enciclopedia. Yo lo que necesito es gente que resuelva problemas y tenga la actitud adecuada, no gente que repita de memorieta datos.

La inteligencia es inteligencia práctica. La inteligencia es la capacidad de resolver problemas. Conocimiento no es sabiduría; sabiduría es hacer las cosas. Ya dijimos el otro día en el post La magia de pensar a la grande que «la actitud correcta y un brazo es mejor que la actitud incorrecta y dos brazos». Actitud es muchas cosas: actitud es flexibilidad, actitud es capacidad de trabajo, actitud es orientación al cliente, actitud es ganas de aprender, actitud es optimismo al mirar al futuro, actitud es no venirte abajo... en definitiva, actitud es todo, porque con la actitud adecuada se van descubriendo los pasos necesarios para llegar allí donde uno quiere. Me decía una vez Álex Rovira: «Hay muchos casos de personas de talento que no consiguieron nada en la vida; pero hay muy pocos casos de personas que con mucha perseverancia y la actitud adecuada no consigan lo que quieran».

Es conocida la historia de dos representantes fueron mandados a África a analizar las oportunidades del mercado de las zapatillas deportivas. Al cabo de un mes, se recibió un telegrama del primero, que decía:

– Nada que hacer; en este país suelen ir todos descalzos.

Quince días más tarde, se recibió el telegrama del segundo representante:

– Excelente mercado; aquí van todos descalzos, y estoy haciendo grandes pedidos.

Si tienes buena actitud, siempre habrá gente que te quiera tener a su lado. Da igual si no sabes de ciertas cosas, las aprenderás. Lo importante no es tanto lo que sabes como lo rápido que aprendes. Con la actitud oportuna se llega lejos. Actitud es ver soluciones donde otros sólo ven problemas. Actitud es disposición favorable. Tú no eres responsable de la cara que tienes, pero sí de la cara que pones cada día. Lo dice un proverbio holandés: «No puede impedirse el viento, pero pueden construirse molinos».

* Hoy en Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver la Reseña de Metas: Estrategias para determinar y conquistar tus objetivos, un interesante libro de Brian Tracy.
                                                                                                                                                                  

«APRENDIENDO DE LOS MEJORES» en: | Amazon.es Casa del Libro FNAC |