«Tu capacidad de aprender es tu activo más valioso, y la mejor forma de aprender es ‘aprendiendo de los mejores’» | www.aprendiendodelosmejores.es

jueves, 24 de enero de 2013

10 causas por las que no consigues tus metas

Todos el mundo tiene Metas y a todo el mundo le gustaría conseguir aquellas Metas que se propone y que tienen que ver a grandes trazos con 3 ámbitos en torno a lo que le gustaría a una persona:

– SER.
– HACER.
– TENER.

Pero la cuestión relevante hoy es: ¿Por qué no consigues lo que quieres? A ver si te identificas con una o varias de las siguientes causas:

1. NO SABES LO QUE QUIERES Te levantas, vas al trabajo, cumples y vuelves casa. Haces tu labor, pero sin una dirección clara. Te mueves por inercia, dejándote llevar, como un autómata. Así un día tras otro. Existe una relación muy, muy, muy directa entre claridad de metas y lo que consigues. La claridad es fuerza porque entonces se pone en marcha el Sistema de Activación Reticular (SAR). La mayoría de personas no han definido por anticipado, detallado y por escrito dónde lo que les gustaría Ser, Hacer y Tener. Ya hablamos de ello en: ¿Tienes clara esta pregunta?

2. NO QUIERES LO QUE DICES QUE QUIERES
En otras ocasiones no es que no sepas lo que quieres sino que lo que dices que quieres en realidad no lo quieres. Desear no es decir lo que se quiere sino sentir lo que se quiere. Ya lo apuntaba Goethe: «Si no lo sientes, no lo lograrás». Buscas el aplauso social, la aprobación externa, lo que es cool. Ya sabes: coach, community manager, personal shopper, cool-hunter... lo que pega en cada momento. Es una opción, pero para que otros amen lo que haces tú tienes que hacer lo que amas. Cuando los sueños son prestados, los resultados suelen ser previsibles... para mal.

3. NO TE PONES EN MARCHA
Tienes claro lo que quieres pero no das el paso. Quieres tenerlo atado, ver todo el camino por delante. Pero el exceso de planificación paraliza. La Acción es la perfección de la Decisión. Decisión sin Acción es Alucinación. Piruetas mentales. La acción más pequeña vale más que la intención más grande. Somos lo que hacemos, no lo que pensamos, ni decimos, ni planeamos. Te dejo el post Sueña en grande, empieza pequeño, ¡actúa ahora!

4. NO ERES DISCIPLINADO
Te has comprometido a ir ‘sin falta’ a correr después del trabajo. Empezaste bien, con ilusión y ganas. Hasta te compraste zapatillas nuevas. Pero llega un día en que estás cansando, hace frío, chispea en la calle... y encima juega el Real Madrid partido de Champions League. Y faltas. Y por supuesto, utilizas la gran especialidad del ser humano que es justificarse: «Por un día no pasa nada». Pero sí, si pasa. El día que dejas de practicar un buen hábito te empiezas a instalarte en otro malo. Lo de correr es aplicable a hacer dieta, aprender inglés (o chino), ir al gimnasio, bailes de salón... y todas esas cosillas que tú y yo sabemos. Te dejo el post Personas gaseosa.

5. NO TIENES UN COMPROMISO DEL 100%
Si no lo entregas todo, lo que entregas es nada. El compromiso no admite medias tintas. Se tiene o no se tiene. No existen los ‘medios compromisos’. Compromiso es algo por lo que uno está dispuesto a darlo todo. Nada grande se ha logrado sin un compromiso incondicional. Compromiso y excelencia son hermanos. Como decía William Wallace en la excelente película Braveheart (1995): «Todos acabamos muertos, la cuestión es cómo y por qué». Te dejo el post El factor más importante del éxito.

6. NO CULTIVAS TU MENTE.
«Toda batalla ha de ser ganada antes de ser librada», dice Sun Tzu en El arte de la guerra. El éxito (en cualquier parcela: dinero, trabajo, relaciones) es en primer lugar mental. La riqueza es un estado de la mente. En lo que crees, te conviertes. Vives a la altura de tus creencias. Tu mente es un termostato que cuando alcanza un determinado nivel se apaga. Hay partidos que se pierden antes de saltar al terreno de juego. Lo dicho en otras ocasiones: Ganar es una decisión consciente; perder una decisión inconsciente.

7. NO CUIDAS EL ENTORNO DE GENTE.

Estás rodeado de personas a las que, a lo mejor tienes simpatía o quieres, pero cuyas conversaciones son derrotistas, limitantes, pesimistas, perdedoras. Y si los inputs que tu cerebro recibe son de ese tipo los outputs que generas son del mismo calado. Los entornos te empujan hacia arriba o tiran de ti hacia abajo. El entorno es la dirección en la que sopla el viento, y no es lo mismo navegar a favor que en contra. Como apuntaba Robin S. Sharma: «El gran peligro de estar alrededor de gente no–excelente es que empiezas a volverte como ellos sin ni siquiera darte cuenta». Un buen entorno actúa como factor apalancamiento. Somos una media de las cinco personas con las que más nos relacionamos. Te dejo post El alimento de la mente es el entorno.

8. NO TE ENFOCAS.

Aprendiz de todo, maestro de nada. Inviertes más tiempo en empezar cosas nuevas que en terminar las ya empezadas. Es el factor más importante de todo: FOCO (o en inglés FOCUS: Following One Course of action Until Successful). Si quieres tener éxito, tienes que aprender a enfocarte. La excelencia exige FOCO. Toma años dominar una actividad o profesión. Ser un referente en algo exige según algunos estudios alrededor de 10.000 horas y otros lo cifran en unos 7 años dedicados exclusivamente a eso. La diferencia entre un aspirante y un ganador es el FOCO. Como decía James D. Watson: «Si tienes dos obsesiones, te sobra una». Te dejo el post El peligro de perder el Foco.

9. NO PERSEVERAS LO SUFICIENTE.

La mayor parte de la gente quiere llegar demasiado rápido a destino, y al no conseguir resultados, desiste. Y ahí radica el asunto: no lograron sus objetivos porque no invirtieron las suficientes horas hasta dar con la tecla adecuada. Todo el mundo quiere coger atajos, pero no funcionan así las reglas del juego. Recuerda siempre las palabras de Robert Frost: «Todo lo que he aprendido en mi vida se resume en dos palabras: sigue adelante». Te dejo el post del La virtud más difícil de encontrar.

10. NO ASUMES LA RESPONSABILIDAD DE TU VIDA.
Culpas a la economía, a los políticos, a tu jefe, a tu familia... Te has convertido en un experto en culpa–habilidad. Ya lo decía Erica Jong decía: «Toma tu vida en tus manos, ¿y qué es lo que pasa? Algo terrible: nadie a quien culpar». Cuando uno asume la responsabilidad de su vida, deja de buscar culpables y empieza a centrarse en hallar soluciones. La gente que no consigue resultados suele recurrir a la ‘suerte’ (mala) para explicar cómo es su vida, mientras que la gente que consigue resultados suele hablar en términos de causas y efectos.Si haces las mismas cosas que otras personas de éxito han realizado, sin ninguna duda tendrás el mismo éxito que ellos. No son especiales, no son los elegidos por la naturaleza. Tienen hábitos de éxito. En definitiva, la vida es como la combinación de una caja fuerte... tú decides si paras o sigues probando, pero la combinación existe.

* Hoy en Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver los 10 libros de empresa preferidos por María Graciani y también una reseña de Qué hacen los buenos directivos.
                                                                                                                                                               

«APRENDIENDO DE LOS MEJORES» en: | Amazon.es Casa del Libro FNAC |

www.aprendiendodelosmejores.es 
                                                                                                                                                               

17 comentarios:

Oliva Manzorro Pérez-Blanco dijo...

¿No cree que a veces no se consiguen por causas externas? incluso que el factor suerte también puede ser determinante en alguna ocasión?
Saludos

FAH dijo...

@Oliva Manzorro Pérez-Blanco. Gracias por pasar.

- Para mí lo que algunas personas llaman "suerte" no es más que una causa a la que no se ha encontrado explicación. Todo funciona por Causa-Efecto.

- En cuanto a los factores "externos", obstáculos, problemas, inconvenientes siempre existen, la cuestión es si dejas que ellos sean más grandes que tú o te superpones a ellos. Como decía Anthony Robbins: "Mantente fijo en tus objetivos pero flexible en tus estrategias".

http://www.franciscoalcaide.com/2012/12/mantente-firme-en-tus-objetivos-y.html

Abrazo.

Laura Ferrera dijo...

Me ha encantado tu post! Me hizo recordar algunas pautas olvidadas y reforzar otras muy presentes!! Eres tan claro que da gusto leerte... Un abrazo =)

FAH dijo...

@Laura Ferrera. Muchas gracias Laura a ti por pasar. Me alegro que te guste y sobre todo que te resulte útil. Abrazo. Buen fin de semana.

Victor dijo...

muchas gracias Paco por este post! una bella manera de sintetizar una serie herramientas al alcance todos, y escrito en un lenguaje versatil y claro. thank you :-)

FAH dijo...

@Victor. Muchas gracias, sir. Me alegro que te haya gustado, fuerte abrazo hacia Dublín.

Pablo dijo...

Realmente excelente, un estupendo compendio de causas por las que no alcanzamos las metas, cada una de ellas es un mundo en sí misma.

Gracias por compartirlo
Pablo Rodríguez

Terra Consultoría de Incentivos dijo...

Excelente post, una vez más. Creer es Poder. Si creemos en nosotros mismos y en nuestras capcidades llegaremos a todo aquello que nos propongamos. Lo hacemos muy dificil, lo vemos complicadísimo, nos dejamos arrastrar por infinidad de factores para justificar nuestros fracasos... y lo más increíble de todo es que ¡no nos damos cuenta de que está en nosotros, que somos nosotros los que que tenemos que creer y ponernos en marcha para lograrlo!
Gracias por estos empujoncitos y por abrirnos los ojos a la simplicidad de lo que es. Siempre un placer leerte.
Un fuerte abrazo

Sergio Montoya Chica dijo...

Excelente. Enfocar, disciplinarse, dejarse ayudar, ponerse en movimiento, metidos con todo nuestro ser

FAH dijo...

@Pablo. Gracias a ti por pasar y participar. Salu2.

@Terra Consultoría de Incentivos. Gracias a vosotros por pasar siempre por aquí y por compartir ;) Abrazo.

@Sergio Montoya Chica. Gracias por pasar y participar... así es, lo que apuntas es esencial. Salu2.

David Criado dijo...

En primer lugar, enhorabuena por el artículo. Sin duda es una gran decálogo para ser utilizado a nivel individual. Algunos apuntes mentales que he ido haciendo en mi lectura son los siguientes:

1) Por contraposición a SER, HACER y TENER a mí me gusta trabajar diciendo que lo que una persona es y tiene es el equilibrio entre PENSAR, DECIR y HACER, es decir qué piensa realmente (tu sistema de valores y convicciones), qué dice o comunica (tanto a tí como a los demás) y por último qué hace (tus actos)Utilizo esta herramienta de trabajo indígena para la construcción de identidad en equipos y empresas en la actualidad y el resultado es sorprendente.

2)Tras leer el artículo solo veo reflejado un tipo de perfil personal o profesional pero echo de menos la puesta en valor de los roles indisciplinado e indeciso, para mí fundamentales y reales en cualquier equipo con el que he tenido la suerte de trabajar. El indisciplinado genera en su entorno una distensión que creo muy útil para el equilibrio de cualquier equipo. En el caso del indeciso, su capacidad de razonamiento y actitud crítica en muchos casos superan a la capacidad de razonamiento de perfiles muy orientados a la acción. Dicho de otro modo, si todo el mundo tomara decisiones o fuera disciplinado creo que todo sería mucho menos atractivo. Dicho de otro modo aún más concreto, si recelamos o consideramos exitosas solo a las personas proactivas, creo que la sociedad no llegaría a nada.

2)Sobre la acción. Creo en el prototipado rudo (mi vida es un prototipo continuo, de hecho predico modelos enfocados a aprender del error y no a evitarlo pero me está entrando pánico por una pandemia muy común en la actualidad que yo he llamado "idealizar la acción". No tengo duda, la acción por la acción genera inconsistencia. Los procesos de acción que a mí me gusta trabajar son aquellos que tienden precisamente a eliminar esas fases iniciales que tenemos en nuestra mente: PENSAR-HACER-DECIR. El objetivo de trabajar sobre el equilibrio de estos 3 ejes reales es precisamente eliminar las barreras entre ellos para alcanzar un nivel de alta satisfacción personal y profesional. Para mí PENSAR es una parte bastante necesaria de DECIR y de HACER y viceversa. Pero es necesario que partamos de la base que ya conocemos para cambiarla: Ese sistema aristotélico heredado en el que la teoría y la acción son cosas que no se hablan entre sí o pertenecen a compartimentos estanco. Digo esto porque últimamente noto cierto ánimo en la red y una más que pronunciada tendencia a idealizar la acción. Sin duda se debe al periodo de inacción y estacamiento social que hemos generado, pero no debemos olvidar que no todo el que actúa es admirable pase lo que pase o mejor dicho que la parte esencial de la acción no es tan solo la ejecución. Creo que continuamente la historia nos demostró todo lo contrario y por eso no estoy de acuerdo con la frase "Somos lo que hacemos, no lo que pensamos, ni decimos, ni planeamos" Porque también somos lo que pensamos (de hecho ahí reside nuestro potencial), lo que decimos (ahí reside la herramienta de trabajo y de mejora),... He vivido dos tipos de sistemas educativos, uno que priorizaba la reflexión por encima de la acción y el otro que hacía exactamente todo lo contrario. Ambos fallan, créanme. Pero no por nada malo sino porque parece que siempre nos ponemos entre la espada y la pared para elegir entre PENSAR y HACER como si de un Madrid-Barca se tratara... Pocas dicotomías o dualismos me convencen, este menos.

3) El Foco. Creo que es el gran problema universal, coincido contigo, Francisco.

4)Capacidad redlacional y social. Cuidar a los demás es clave para cuidarse a uno mismo. Sin duda.

5) "No asumir la responsabilidad de tu vida". Hace una semana dije a alguien "Me he dejado ser yo mismo. Funciona" Coincido 100%

6)El punto 9 y el 3 están relacionados. Coger atajos a menudo más fáciles es el primer síntoma del fracaso prematuro.

Como siempre, Francisco, es un placer leerte. Un abrazo.

Andrea Zarraga dijo...

Excelente y cierto!!

Francisco Javier Alfonso Turga dijo...

No creo en las coincidencias y este alto en el camino me ha llevado a evaluar mi actuación con cada idea. He identificado varias oportunidades. Gracias Francisco.

FAH dijo...

@David Criado. Gracias por tu amplio comentario ;) salu2.

@Andrea Zarraga. Gracias! salu2.

@Francisco Javier Alfonso Turga. Gracias a ti, me alegro que te sea útil. salu2.

EMPRESASARENAT dijo...

Creo que es asi la gente se entrampa sola, y por eso no consigue sus objetivos, se olvida que los sueños son un pazo a la realidad
Erica Alcaide

EMPRESASARENAT dijo...

Creo que es asi la gente se entrampa sola, y por eso no consigue sus objetivos, se olvida que los sueños son un pazo a la realidad
Erica Alcaide

Javi Sports Traveller dijo...

Como se puede ser tan increíblemente bueno como tu ? Perdon por el alago facil, te leo hoy por primera vez. Deberia haber una asignatura obligatoria en el colegio cuyo libro de texto fuera este blog. Porque, porque, porque no enseñan esto en el colegio! ! Parece posible enseñar a soñar y a cumplir sueños. Es como si se desvelaran los secretos del éxito y la felicidad y todo dependiera de que fueramos capaces de vivir conforme a lo que dices aquí. Te leo y me obsesiona luchar porque no crezca ni un solo niño sin interiorizar lo que dices, especialmente mis hijos:). Eres pura esperanza. Gracias de verdad

Publicar un comentario en la entrada