«Tu capacidad de aprender es tu activo más valioso, y la mejor forma de aprender es ‘aprendiendo de los mejores’» | www.aprendiendodelosmejores.es             «El futuro no existe, es un resultado, el resultado de lo que haces cada día» | www.tufuturoeshoy.com

jueves, 7 de febrero de 2013

La vida es como la combinación de una caja fuerte

La persona que he conocido con mayor sabiduría a la hora de invertir en los mercados financieros, un broker sin estudios con más de 30 años de experiencia operando, me dijo cierta vez: «Lo que hace falta para saber invertir en Bolsa es muy poco, pero cuesta mucho aprenderlo».

Aquella frase me reveló en su día muchas cosas que yo andaba buscando en el mundo de las inversiones y que posteriormente he aplicado no sólo a ese ámbito sino a otros, porque es válida para todo. Y es que todas las cosas son difíciles antes de ser fáciles. O dicho de otra manera, cuando conoces las reglas del juego –el método– todo es sencillo.

En su día escribí un post con el título Todo tiene un método. Allí decíamos:
En la vida todo tiene un método, sólo hay que descubrirlo. Vender tiene su método, hacer trading tiene su método, seducir tiene su método y ganar dinero también tiene su método... hay unas claves y principios generales que sólo hay descubrir y que explican por qué suceden las cosas.
Hablábamos de un conjunto de jóvenes estudiantes matemáticos del MIT (Massachusetts Institute of Technology) que se dedicaron a desarrollar un Método sobre cómo ganar al famoso juego del Black Jack (el juego del 21). Todo ello lo cuentan en el Documental de la BBC titulado «Dinero fácil: contar las cartas», que dejamos también en el post citado. Era una cuestión de probabilidad y estadística. Ése era el Método, un know–how que te permite obtener ventajas.

También hablamos del conocido caso de los Pelayos, una familia que se dedicaron en su día a ir por las casinos jugando a la ruleta, y que hoy día se dedican profesionalmente al póker. En su momento, el patricarca, Gonzalo García Pelayo, descubrió que las mesas de ruleta, con que hubiese una pequeña inclinación de las mismas (en esta vida no hay nada perfecto y de lo que se trata es de descubrir imperfecciones e ineficiencias), la probabilidad de todos los números no eran las mismas. Registro millones de veces los números que salían y descubrió que unos salían más que otros. La probabilidad jugaba a su favor. A partir de ahí era cuestión de aplicar el método con disciplina, tener paciencia y ganar.

Esto lo cuento porque lo mismo ocurre en cualquier ámbito de la vida, en cualquier disciplina. De lo que se trata es de conocer las reglas del juego, el Método. Si conoces las reglas, el viento sopla a tu favor; si no las conoces, quedas a merced de las circunstancias

En el mundo del Desarrollo Personal, de la consecución de nuestras metas en cualquier parcela –dinero, relaciones, éxito profesional– ocurre algo parecido. La vida es como la combinación de una caja fuerte, cuando la sabes, abrirla es fácil; cuando no lo sabes, te puedes desesperar en tu intento por abrirla.

Imagínate una caja fuerte con un número secreto de 4 cifras. Las posibilidades van desde el 0000 al 9999. Es decir, diez mil combinaciones posibles. Puedes llevar 75.000 combinaciones y no haber dado con ella; o 90.000 y tampoco haberlo hecho. Es fácil desesperarse y abandonar. De hecho, es lo que la mayoría de gente hace.

La combinación existe, de eso no hay duda. El problema es siempre el mismo, que descubrir el Método exige disciplina, paciencia y sobre todo resistencia emocional  para no desistir cuando los resultados no llegan y todo invita a arrojar la toalla. Ser mentalmente fuerte es esencial cuando se añoran conseguir metas elevadas. Las dudas y la desesperación siempre aparecen a lo largo del trayecto.

En tus manos está la responsabilidad de decidir si sigues intentándolo o abandonas. El 95% de la gente decide abandonar. Ya sabes lo que decía Robert Frost: «Todo lo que he aprendido en mi vida se resume en dos palabras: sigue adelante»; o lo que decía Oscar Wilde: «El éxito es una cuestión de perseverar cuando los demás han renunciado»; o Woody Allen: «El 90% del éxito es insistir»; o Steve Jobs: «Estoy convencido de que lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no triunfan es la perseverancia»... ¿Te doy más referencias?

* Hoy en Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver una reseña de ¿Trabajar fuera? (todo sobre gestión de expatriados); otra de Marketing en el punto de venta: 100 ideas para vender más; y también Viagra para las marcas, sobre qué tienen las ideas que sobreviven a largo plazo.

                                                                                                                                                                  

TU FUTURO ES HOY
40 claves para crear tu destino 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |

www.tufuturoeshoy.com
                                                                                                                                                                  

APRENDIENDO DE LOS MEJORES 
6ª edición — Traducido al chino — 40 días en Top 100 best-sellers Amazon
Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2013 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |
                                                                                                                                                                 

8 comentarios:

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Fantástico. Lo único, como siempre, el precio a pagar, pero eso ya depende del interés o deseo que se tenga en alcanzar la meta ¿no?
Un abrazo

FAH dijo...

@Fernando López Fernández. Gracias por pasar. Exacto. Esa es la única pregunta que hay que hacerse: ¿Estoy dispuesto a pagar el precio? Fue precisamente el título de un post.

http://www.franciscoalcaide.com/2012/10/solo-hazte-una-pregunta.html

La cuestión no es si algo es o no posible, sino si estás dispuesto a pagarlo. Y si alguien decide que no quiere pagarlo, genial, pero sin derecho a quejarse, que por otra parte es lo que habitualmente ocurre.

Fuerte abrazo.

Katy Sánchez dijo...

"Lo mismo ocurre en cualquier ámbito de la vida"
Es imprescindible conocer las normas o el método como sinopsis del post.
Una vez dije en un comentario aquí que abandonar ¡jamás! Eso es tirar la toalla y morirse de asco. Hay que seguir intentándolo aunque no demos con la clave.
Un abrazo.
P.D.
Muchas gracias por tus buenos deseos:-)

Brendita Gutiérrez dijo...

para conseguir hacer realidad nuestros sueños y llegar a la cima, siempre hay un sacrificio que pagar!!! quien dijo que seria fácil? nadie te regala nada, tu te lo ganas con tu esfuerzo, con tu ganas, con tu perseverancia, constancia y lucha... y como se dice: Sé un sembrador en todo tiempo Porque el que siembra sin desmayar, a su tiempo cosechará.

Gracias por tu aporte. abrazo

FAH dijo...

@Katy Sánchez. Gracias por pasar. Siempre Katy, tú en eso eres una campeona: Quien resiste, vence. Abrazo.

@Brendita Gutiérrez. Gracias a ti por pasar. Me alegro que te haya gustado. Desde luego, los obstáculos son la forma que tiene el Universo de distinguir entre los que dicen que quieren algo de los que realmente lo quieren; los primeros desisten y los segundos insisten. Fuerte abrazo.

Luis dijo...

Yo para variar voy a discrepar un poco con los comentaristas.
Insistir e insistir en algo tampoco es el método.
Ese es el gran fallo de nuestra cultura. Insistimos hasta que ya estamos hundidos con el lodo hasta el cuello.

Seguro que FAH tiene por ahí algún POST que confirma también que hay que saber reconocer cuando algo falla, y cambiar sin menor problema.

Un ejemplo claro es la comunidad china, ponen un todo a 100, no va pues pongo una pastelería, no va pues pongo una cafetería, no va pues pongo lo que sea. Un español tendría el negocio hasta arruinarse completamente... por INSISTIR. Ellos saben reconocer cuando algo no funciona y no tienen inconveniente en cambiar y corregir.

Todos estos comentarios son como la Biblia o el Código Penal, cada uno los interpreta como quiere. En cierta manera se contradicen unos a los otros.

FAH dijo...

@Luis. Gracias x pasar y x discrepar. Yo creo que tú lo has expresado bien. No se trata de insistir en "algo" sino en el "resultado" que uno desea... que puede ser tener un negocio de éxito, invertir con éxito o hacer lo que sea con éxito.

A veces el problema no está en que no se venda sino que lo q vendemos no interesa. Entonces, hay que cambiar, pero sin abandonar hasta conseguir el resultado q deseamos.

Abrazo.

María José dijo...

Hola, muy interesante el post , yo diría o añadiría que no es suficiente con insistir sobre cualquier método que tengamos, para cumplir con nuestro objetivo, lo único que podemos hacer es aumentar la probabilidad de que algo ocurra o funcione.
A veces, los negocios “perfectos” y estudiados no funcionan… a veces, los negocios que funcionan dejan de funcionar… otras veces, las ideas brillantes surgidas al azar, dan como resultado grandes negocios… a veces nos preguntamos como aquella persona que no hizo grandes esfuerzos tuvo éxito… o también aquella que los hizo y va de fracaso en fracaso… en este mundo hay de todo y se puede encontrar ejemplos para todo.
Sin duda, si no haces nada o tiras la toalla, el “no” está casi asegurado, en cambio esforzarte aumentará tus probabilidades de éxito, pero no lo asegura, hay muchos más factores que van a determinar que finalmente obtengas el objetivo.
Vivimos en un Mundo imprevisible, bajo esa premisa, es imposible preveer algo con certeza aún poniendo todos los medios y esfuerzos posibles.
Con esto no quiero que se me entienda con un hilo pesimista, sino más bien no olvidar que hay cosas que no las podremos controlar nunca y también van a decidir en nuestro destino.
Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada