«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

viernes, 13 de septiembre de 2013

3 factores claves para acelerar la consecución de tus metas

Todos tenemos metas; todos queremos conseguir metas; y por último, todos las queremos conseguir cuanto antes mejor.

Og Mandino, autor de El vendedor más grande del mundo y uno de los autores que aparece incluido en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 2013, 6ª edición) dice: «Tienes que tener paciencia porque nada en la naturaleza ocurre de manera apresurada». También Gandhi apuntaba: «Perder la paciencia es perder la batalla».

Esto es cierto, y yo mismo he dicho en muchas ocasiones que la impaciencia es una de las principales causas que frustran muchos procesos de desarrollo personal: la gente al no ver resultados pronto, desiste. Dicho esto, si que es cierto que hay factores ‘aceleradores’ a la hora de alcanzar metas y que es muy importante tener en cuenta. Te expongo a continuación algunos de ellos.

1. MENTORES
No existen las recetas pero sí principios que se repiten a lo largo del tiempo. No hay dos personas iguales, ni dos trayectorias iguales, pero sí principios muy útiles que te serán de gran ayuda. Hay mucha gente que se ha enfrentado a problemas, contradicciones, cruce de caminos como los tuyos y te pueden aportar inputs muy valiosos para seguir avanzando y hacerlo más rápido y no estancarte. Un mentor aporta Conocimientos, Experiencia y Dirección. Si lo intentas descubrir todo por tu cuenta, te llevará demasiado tiempo.

La cuestión es cómo identificar a un buen mentor. Todas las industrias, sectores, empresas, ámbitos... tienen personas de referencia que marcan diferencias. No es difíciles identificarlos porque destacan, son referentes. Intenta a acercarte a ellos, preséntate, ponte en contacto con ellos, utiliza tu red para que te faciliten acceso, mueve fichas... A algunos no conseguirás llegar; otros te darán largas; pero si eres persistente siempre lograrás sentarse en la mesa a comer o en su despacho con uno o varios.

Si lo consigues, te sorprenderás cómo te brindan su ayuda. A las personas nos encanta hablar de lo que sabemos. Que nos pregunten sobre aquello que es importante para otra persona y desconoce es una forma de reconocimiento. Como decía Heiddegger, «la pregunta es la forma suprema del saber».

2. DELEGA
Si quieres tener éxito de verdad, tienes que aprender a delegar. La pregunta es clara: ¿Cuántas horas de tu tiempo dedicas a lo que sabes hacer mejor? En el post Dedícate a aquello que sabes hacer mejor, apuntábamos: «La gente de éxito son personas que han identificado cuáles son sus áreas de excelencia y concentran en ello todo su energía. El resto lo delegan, lo subcontratan o se buscan la vida para no tener que hacerlo».

También en otro post titulado: El peligro de la autosuficiencia hablamos de dos grandes males: querer saberlo todo y querer hacerlo todo. Y recogíamos las palabras de Jack Canfield (@jackcanfield), autor de Los principios del éxito:
«Si usted es un profesional que gana 75 dólares la hora y le paga al hijo de un vecino unos 10 dólares por hora para que corte el césped, se ahorra el esfuerzo de tener que hacerlo usted el fin de semana y ganar una hora extra en la que obtendría una ganancia neta de 65 dólares. Claro está que una hora no parece mucho, pero multiplíquelo al menos por veinte fines de semana durante la primavera y el verano y descubrirá que ha ganado veinte horas al año, con lo que a 65 dólares de ganancia neta por hora hacen un total de 1.300 dólares».
La pregunta inmediata es: ¿Por qué nos cuesta tanto apoyarnos en terceros y vamos de "llaneros solitarios" por la vida? 

1. Se considera pedir ayuda con ser débil.
2. Se considera que preguntar deja al descubierto nuestras carencias y profesionalidad.
3. Nos cuesta delegar porque creemos que los demás no son tan competentes como nosotros.
4. Desconfiamos de otras personas y creemos que nos la van a jugar.
5. Tememos a que se diluya nuestra contribución personal y preferimos éxitos pequeños (pero propios) a éxitos grandes (pero colectivos).
6. Porque tratar con otras personas es gestionar conflictos, y huímos de los conflictos.
7. Buscar a otros se ve como un gasto en lugar de como una inversión.
8. El orgullo es grande en el ser humano.

3. APALANCAMIENTO
El apalancamiento no es otra cosa que conseguir ‘mucho’ con ‘poco’. ¿Sabes por qué David derrotó a Goliat? Gracias al poder del Apalancamiento. El apalancamiento es utilizar el TOP (Tiempo de Otras Personas), el DOP (Dinero de Otras Personas), el COP (Contactos de Otras Personas)... o LOP (Lo que se te Ocurra de Otras Personas).

¿Sabes por qué te puedes comprar una casa? Porque alguien te da una hipoteca, te financia –te adelanta hasta el 80–90% del dinero– para que lo puedas hacer a cambio de un interés. Si tuvieses que ganar todo el dinero necesario antes de comprarla a lo mejor te llevaría muchos años o toda la vida. Eso es apalancamiento. Utilizas, en este caso, el dinero de un tercero –la entidad financiera– y gracias a ello consigues lo que deseas rápido: tu casa. Lo mismo sucede con otras muchas cosas.

Robert Kiyosaki (@therealkiyosaki) lo expresa con claridad meridiana en su fantástica obra Retírate joven y rico:  «La gente que no gana dinero se levanta de la cama para trabajar; la gente que gana dinero se levanta de la cama para encontrar apalancamiento». Y es que uno por sí mismo llega hasta donde llega, pero no más. Si eres freelance y das formación no puedes dar 10 cursos al mismo tiempo, sólo uno cada vez. Eso tiene sus límites.

En alguna ocasión he dicho que si Telepizza la hubiese creado un español, probablemente seguiría siendo una tienda de barrio en el barrio del Pilar de Madrid donde nació. Es exagerada mi afirmación, pero también hay algo de cierto. Desde luego que "el secreto de Telepizza NO está en la masa" –seguro que hay muchas mejores pizzas– sino en su capacidad de comercialización a través de una extensa red de franquicias. No hay que olvidar que el éxito nunca está en saber o tener un buen producto, sino en la capacidad de comercializar lo que sabes o tus productos, o sea, en vender. Por eso escribimos hace poco el post Lo más importante si quieres ser emprendedor.

¿Quién lo consiguió? Su fundador, Leopoldo Fernández Pujals, cubano criado en Estados Unidos. Y es que los americanos están muy enfocados a la venta, y por eso allí funcionan también los ‘sistemas de redes o multinivel’ (no confundir con piramidal), porque consigues ‘mucho a través de muchos’ permitiendo que esos muchos también se beneficien.

¿Sabes por qué hoy día tiene tanto éxito el Marketing de afiliación? Porque a las empresas les permite Apalancarse de manera extraordinaria. Tú mismo puedes darte de alta como ‘afiliado’ en Amazon y vender todos sus productos a través de enlaces que cliquea la gente de tu web. Amazon, como otras muchas empresas, utilizan miles de blogs y webs de terceros para que vendan sus productos a cambio de su comisión. Sin dedicar tiempo, ni esfuerzos –cada afiliado se autogestiona– generan millones de ingresos a través de terceros. Hay que poner el FOCO en la venta, y tú no sólo no puedes llegar a todos los lados. Hoy día las Redes Sociales (Twitter, Facebook, Pinterest...) permiten mucho apalancamiento en muchos aspectos, y facilitan llegar a muchos sitios de manera muy fácil que antes no era nada sencillo.

* Hoy te dejo una Entrevista en el programa de radio Factor Humano, de Canal Extremadura [minutos 7–27] hablando de "Aprendiendo de los mejores"; y también el reportaje en el diario Expansión titulado: Aprende de los mejores para trazar tu carrera profesional.

* En Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver 8 novedades en libros de empresa y también la reseña del libro ¡Vive sin trabajar!

2 comentarios:

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Pues me ha gustado mucho. ¿podría traducirse esto en aprendizaje, outsourcing y networking? Ya me dices.

un abrazo

gus chacon dijo...

Buen articulo sigan adelante...;)

Publicar un comentario en la entrada