«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

viernes, 27 de septiembre de 2013

La palabra ‘mágica’ para ganar dinero

La diferencia entre las personas que ganan dinero y las personas que no ganan dinero reside en una variable, y esa variable tiene nombre y se llama Apalancamiento.

El Apalancamiento no es otra cosa que conseguir ‘mucho’ con ‘poco’. Por eso, el Apalancamiento es poder. David (el niño) consiguió derrotar a Goliat (el todopoderoso gigante) porque supo utilizar el Apalancamiento

El Apalancamiento puede adquirir múltiples formas. Sólo te apunto algunas:

1. TOP: Tiempo de Otras Personas. Un empresario, a menudo, lo que compra es tiempo. Si trabajas para un tercero (ya seas por cuenta ajena/empleado o propia/freelance), entonces tú eres el ‘factor palanca’ de alguien. Otros están utilizando tu tiempo (y otras cosas = conocimiento) a cambio de un precio (salario) para ganar el diferencial entre el precio de coste y el precio de venta. Se están apalancando en ti. En tu caso tus ingresos dependen exclusivamente de tu esfuerzo, y eso tiene muchos límites. Robert Kiyosaki (@therealkiyosaki) lo expresa así: «Si estás trabajando no tienes tiempo de ganar dinero. Si estás trabajando duro físicamente y no avanzas financieramente, entonces es porque eres el apalancamiento de otra persona».

2. ROP: Redes de Otras Personas. Ya lo he explicado en otra ocasión, pero el Marketing de Afiliación (Venta de productos a través de terceros: webs y blogs) tiene tanto éxito porque utiliza las redes de otros. Lo hacen mucha firmas: Amazon, Casa del Libro, FNAC, Lastminute, Rumbo, Decathlon.... Además, es ideal porque es el sueño de todo empresario: pagar cien por cien variable sin costes fijos: Si vendes te llevas una comisión, si no vendes no te llevas nada. Imagínate que 100.000 personas venden productos a través de sus webs–blogs, y cada uno de ellos sólo vende 1 producto al día. El resultado no está nada mal: 100.000 productos vendidos sin invertir tiempo, energía ni estructura para lograrlo.

3. COP: Conocimiento de Otras Personas. Lo hemos dicho muchas veces: la autosuficiencia genera ineficiencia. Es el ‘mal del freelance’: querer saberlo todo y querer hacerlo todo; ir con la lengua fuera. La gente ‘referente’ busca dedicarse el cien por cien a su expertise, y el resto se buscan la vida para delegarlo, subcontratarlo o que lo hagan otros. Para ser un ‘referente’ hay que tener FOCO. La excelencia exige FOCO. Si pierdes el Foco, estás perdido. Tener éxito exige enfocarse al cien por cien. Y merece la pena, porque la diferencia entre ser un ‘referente’ y ser ‘bueno’, es la diferencia entre facturar mucho o simplemente facturar.

4. DOP. Dinero de Otras Personas. Sí, para ganar dinero no hace falta dinero, lo que hace falta es conseguirlo. De hecho, imagínate que consigues una hipoteca por el 80-90% del valor, alquilas esa casa, y pagas la hipoteca mensual con el alquiler. Estás apalancándote al 80-90%. Sin utilizar tu dinero, compras un inmueble gracias al arrendamiento. También Robert Kiyosaki  apunta: «A la clase media y pobre le cuesta mucho trabajo hacerse rica porque trata de usar su propio dinero para lograrlo. Si quieres hacerte rico, necesitas saber cómo usar el dinero de otras para hacerte rico, no el tuyo». Existe una deuda buena y una deuda mala; la primera pone dinero en tu bolsillo, la segunda te lo quito. Ganar dinero tiene que ver, sobre todo, con tener educación financiera.

5. NOP. Networking de Otras Personas. Todo el mundo sabe que si la vida es algo, la vida son relaciones. Lo importante, a menudo, no es lo que sabes sino a quién conoces. Conocer o no conocer a determinada gente es tener hilo directo a muchas cosas. Hay que tener siempre presente la conocida Teoría de los Seis Grados. Entre tú y cualquier persona del mundo, hay como máximo 6 nodos de diferencia. Puedes llegar a quien quieras. No intentes hacerlo tú todo sólo, aprovecha tus nodos, eso sí, buscando siempre relaciones win-win.

6. Productos apalancados. En los mercados financieros existen unos productos que están pensados exclusivamente para el Apalancamiento. Son el caso de los Productos Derivados: Opciones y Futuros. Imagínate que puedes invertir 9.000 euros pero sólo tienes que desembolsar 3.000 euros; entonces estás apalancado 1:3 (por cada euro estás invirtiendo 3). Si un día ganas el 5% de 9.000, esto es, 450 euros, como sólo has puesto 3.000 euros, la rentabilidad real es del 15%. Eso es el factor palanca: ‘mucho’ con ‘poco’.

7. Redes Sociales. La gran ventaja de las RRSS es que han permitido apalancarse de manera extraordinaria, salvaje diría yo, a mucha gente. Gracias a las RRSS hoy día mucha gente tiene visibilidad que de otro modo jamás hubiese tenido, y lo más importante, con un potencial de viralización alto. Hace algunos años, cuando uno publicaba un libro, la visibilidad venía por aparecer en prensa, radio o televisión; hoy se puede dar a conocer el trabajo a través de Twitter, Facebook, Google Plus, LinkedIn... y que a su vez otros actúen de ‘factor palanca’ (conseguir llegar a muchos a través de terceros) al compartir y difundir. El fenómeno de la viralización es uno de los grandes éxitos de las RRSS.

8. Entorno. Ya lo explique en Tu entorno determina la altura de tu éxito: los límites no están en las personas, están en los entornos que crean limitaciones (mentales). El entorno es la tierra en la que cultivas; y hay tierras fértiles y tierras no fértiles. Estar en un entorno sano es, para la mí, el primer factor del éxito y apalancamiento. Lo hemos dicho: en entornos estimulantes, el talento se expande; en entornos tóxicos, el talento se contrae. Un mal entorno es como caminar por arenas movedizas, por mucho esfuerzo que se haga, los avances son limitados. Nadie es indiferente a lo que ve, lee o escucha, ten cuidado con quien te juntas. El problema de estar en un mal entorno es que te conduce al ‘lado oscuro’, como la marea, sin que te des cuenta. Te va llevando mar adentro sin ser consciente: todos somos producto de los pensamientos que nos rodean. Estar en un buen (mal) entorno es la diferencia entre crecimientos aritméticos o geométricos (esto es ‘mucho’ con ‘poco’).

9. Mentores. Lo explique dos posts atrás en 3 factores clave para acelerar la consecución de tus metas. No existen las recetas pero sí principios que se repiten a lo largo del tiempo. No hay dos personas iguales, ni dos trayectorias iguales, pero sí principios muy útiles que te serán de gran ayuda. Hay mucha gente que se ha enfrentado a problemas, contradicciones, cruce de caminos como los tuyos y te pueden aportar inputs muy valiosos para seguir avanzando y hacerlo más rápido y no estancarte. Un mentor aporta Conocimientos, Experiencia y Dirección. Si lo intentas descubrir todo por tu cuenta, te llevará demasiado tiempo. Apaláncate en mentores.

Hay  muchas más, infinitas, pero en definitiva, el Apalancamiento es saber ver más allá de uno mismo, es saber que uno por sí solo no puede llegar muy lejos. Y ese es el gran pecado que comete mucha gente. Si quieres ganar dinero, el consejo es claro: No te levantes para trabajar, levántate para encontrar apalancamiento; o lo que es lo mismo, cuando te levantes de la cama cada mañana hazte esta pregunta: ¿Cómo puedo...

– HACER LO MISMO.
– PARA MÁS GENTE.
– CON MENOS COSTE (o más Apalancamiento): de tiempo, energía, dinero, etc.

En la medida que una persona hace del Apalancamiento una forma de pensar, su vida cambia para siempre. Evidentemente, todo el mundo se hace una pregunta: ¿Cuáles son los riesgos del Apalancamiento?

1. Abusar del Apalancamiento. Una tarjeta de crédito puede ser un instrumento maravilloso porque te permite apalancarte al financiarte ‘gratis’ durante un mes. Haces uso del dinero durante el mes y pagas al mes siguiente. Pero una tarjeta de crédito se convierte en una herramienta peligrosa cuando la utilizas mal: «Darle una tarjeta de crédito a determinadas personas es como darle una pistola cargada a un borracho». El problema no es la deuda es el mal uso (abuso) que se haga de ella.

2. Temer al Apalancamiento. Sí, es la otra cara de la moneda. No hacer nada porque se confunde ‘hacer uso’ con ‘hacer abuso’. Es lo más cómodo, es lo fácil, limitarse a la seguridad, al ‘miedo a perder’. Todo se resume en esto: Apalancarse puede tener riesgo pero no tiene por qué ser arriesgadoEl riesgo es no saber lo que se hace.

El éxito, por tanto, no está en abusar ni en temer sino en respetar el Apalancamiento: «Trata todas tus deudas como si fuesen una pistola cargada»; con respeto, con mucho respeto, que no quiere decir Miedo. El miedo nos paraliza y nos hace movernos exclusivamente por la zona de confort; el miedo es lo que nos lleva a vivir vidas pequeñas y muy por debajo de nuestra potencial.

Pero el primer y más importante factor de Apalancamiento es tu mente y tus palabras. Tu mente dirige tu vida. Tu mente es tu principal activo. Ya sabes: si no controlas tu mente, no controlas tu vida. Dominar la mente es el primer secreto para el éxito y la felicidad, porque como se recoge en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 2013, 6ª edición) con palabras de David J. Schwartz, «los pensamientos negativos son una especie de suicidio espiritual». Cada pensamiento es una inversión o un coste, te da poder o te lo quita; cada pensamiento es una bendición o una maldición; te eleva hacia arriba o te hunde hacia abajo.

Y tus palabras también son otro factor de Apalancamiento. Las palabras son un reflejo de nuestras Creencias –nuestro software interno– y, por tanto, un buen predictor de nuestro futuro. Escuchando la forma de hablar de una persona puedes saber su mentalidad, ya sea ganadora o perdedora. Porque una Creencia no es otra cosa que ‘una idea que damos por cierta –aunque sea falsa– y que nos domina’. Las dos frases más peligrosas que pueden salir de la boca de una persona son:  ‘No se puede’ o ‘Es imposible’. Como le gusta decir a nuestra amiga Eva Collado (@evacolladoduran) citando a Thomas Carlyle: «Aquellos que a menudo utilizan la palabra imposible tienen muy poca suerte en la vida». Lo hemos dicho muchas veces pero lo volvemos a repetir: el cerebro es un órgano buscador de soluciones, y cuando cree que algo ‘no se puede’ o ‘es imposible’, desactiva la búsqueda de alternativas: ¿qué sentido tiene dedicar tiempo, energía o esfuerzos a algo que ‘no se puede’ o ‘es imposible’? (ver post SAR o Sistema de Activación Reticular).

Para acabar, una última puntualización. No tienes que usar el factor Apalancamiento si no quieres. Este post es simplemente un ‘despertador’ escrito para aquellos que quieren ganar dinero (o más dinero), que es una opción –otra más– como cualquier otra en la vida. Si tú estás feliz con tu modo de vida, con tus ingresos tal y como son, entonces puedes pasar por alto este post, aunque la experiencia dice que la mayoría de la gente no está contenta con el ratio ‘ingresos/horas trabajo’ y con el ritmo y la carga de trabajo que lleva.

* En Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver Entrevista a Javier Fernández Aguado, autor del libro Egipto: escuela de directivos.

                                                                                                                                                                  

TU FUTURO ES HOY
40 claves para crear tu destino
2ª edición 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |

www.tufuturoeshoy.com
                                                                                                                                                                  

APRENDIENDO DE LOS MEJORES 
5ª edición — Traducido al chino — 50 días en Top 100 best-sellers Amazon
Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2013 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |
                                                                                                                                                                 

1 comentarios:

freddiebarr dijo...

Hola Francisco, interesante como expones el factor del apalancamiento y el impacto de las redes sociales... Un saludo desde Lima.
Freddy

Publicar un comentario en la entrada