‘Aprendiendo de los mejores’ (Alienta, 12ª edic.), el libro más vendido de management de un autor español de los últimos años con más de 30.000 ejemplares comprados   l   www.aprediendodelosmejores.es

domingo, 17 de noviembre de 2013

Si no decides ser rico, serás pobre

La configuración del mercado de trabajo ha cambiado de manera abismal durante los últimos años. Todo tiene una fecha de caducidad más corta, por eso Philip Kotler dijo: «Si en cinco años sigues en el mismo negocio que estás ahora, estarás fuera del negocio».

Las empresas (negocios) duran menos, y ello les obliga a estructurarse con los menores costes fijos, con poca estructura que aporten agilidad de adaptación. De ello ya hemos hablado en varias ocasiones. Y es que ya anticipó el conocido Charles Handy, autor de La organización por dentro, cómo serían las empresas del futuro: «El núcleo de la organización (el 20% que realizará el 80% del trabajo), las empresas subcontratadas (otro 40%) y la fuerza de trabajo flexible (trabajadores a tiempo parcial y trabajadores temporales que suman el 40% restante)».

Esto significa que —por una cuestión de necesidad— cada vez habrá más gente prestando sus servicios como freelance (persona física) o emprendedor (persona jurídica). Las adicciones son todas dañinas, pero hoy día una de las más peligrosas es ser adicto a un sueldo.

Pero ojo: que una persona actúe como freelance (emprendedor) no quiere decir que pueda catalogarse freelance (emprendedor). Dicho de otra manera: el carnet de freelance o de emprendedor no se lo gana uno cuando se da de alta como autónomo o cuando firma la escritura de constitución de la empresa ante notario; el carnet de freelance o de emprendedor se lo haga uno cuando se tienen clientes y se factura.

Esto significa algo de lo que ya hablamos aquí hace algún tiempo: Lo más importante si quieres ser emprendedor. Y esa cualidad no es otra que saber vender. Puedes se excelente dando talleres/seminarios de liderazgo o inteligencia emocional pero para impartirlos previamente hay que haberlos vendido.

Y a saber vender a la mayoría de la gente no se le ha enseñado, y menos en un país con poca orientación comercial. Y vender, como todo, tiene su técnica, su método, se necesita práctica y experiencia, tener coraje para llamar a puerta fría, superar el miedo al rechazo, saber de psicología y de otras muchas cosas (ver post 30 consejos para vender más y 10 rasgos que distinguen a los buenos vendedores)...

Como todo, a vender no se aprende de un día para otro. La repetición es la madre de la destreza; la genialidad no es otra cosa que la práctica diaria; cualquier cosa exige gimnasia para dominarla y ser un referente, que es lo que interesa (ver post No se trata de ser bueno sino de ser un referente).

¿Cuál es la conclusión de todo esto? La conclusión está clara y nos la dan Donald Trump (@realdonaldtrump) y Robert Kiyosaki (@therealkiyosaki) en su libro Queremos que seas rico:

«Si no decides ser rico, serás pobre»

Yo lo comparto y lo suscribo. La clase media, entendida como aquella porción amplia de la población con un trabajo estable y de larga duración, tiende a desaparecer. Y o bien se está arriba o bien se está abajo. Vamos (o estamos ya en él) hacia un nuevo mundo donde el concepto BLV (Buscarse La Vida) cobra mayor importancia, y en España (con mucha tradición funcionarial y poco emprendedora), no estamos muy acostumbrados, en general, a buscarnos la vida (ver post Te van a ocurrir una de estas dos cosas), lo que implica que habrá 2 tipos de personas (más una tercera clase más residual):

— GANADORES (o Ricos): con gran capacidad de adaptación al medio, de reinventarse, de ser versátiles, flexibles, con capacidad para el networking y con una gran capacidad comercial.

PERDEDORES (o Pobres): con poca capacidad de adaptación al medio y de reinventarse, de ser versátiles, flexibles, con poca capacidad para el networking y poca capacidad comercial.

Y la tercera clase, más residual, que sirve de mantenimiento mínimo: CLASE MEDIA. Por tanto, hoy día más que nunca se cumple esa máxima que enunció el poeta William Ernest Henley ((1849–1903) en su conocido poema Invictus y que sirvió de inspiración a la película con el mismo nombre sobre la liberación de Sudáfrica por Nelson Mandela:

«Yo soy el dueño de mi destino, el capitán de mi alma»

Hoy día más que nunca se cumplen esas 2 frases que dan forma a Aprendiendo de los mejores (Alienta, 2013, 4ª edición):

«Tu desarrollo personal es tu destino»

Y segunda:

«Tu nivel de ingresos sólo puede crecer hasta donde crezcas tú»




* En Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver la reseña de Sé más persuasivo, de Carlos Luna; y la entrevista a Enrique de Mora sobre La empresa de la A a la Z con H de Humor.

                                                                                                                                                                  

TU FUTURO ES HOY
40 claves para crear tu destino 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |

www.tufuturoeshoy.com
                                                                                                                                                                  

APRENDIENDO DE LOS MEJORES 
7ª edición — Traducido al chino — 50 días en Top 100 best-sellers Amazon
Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2013 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |