domingo, 8 de diciembre de 2013

La frase más ‘peligrosa’ para tu desarrollo personal

Hace algunas semanas atrás escribí un post titulado: 3 frases prohibidas en mi diccionario personal. Allí hablaba de que no tengo permitido decir bajo ningún concepto —porque así lo creo— tres tipos de frases que son las siguientes:

— Es imposible.
— No se puede.
— Es suerte.

Hoy me quiero detener en otra frase extremadamente peligrosa en el mundo del Desarollo Personal, y que seguro que también te suena:

«Es que yo soy así...»

Agarrarse a la frase ‘Es que yo soy así’ es caer en un determinismo desalentador que conduce a lo peor que le puede ocurrir a una persona: la resignación. Es la frase más peligrosa para nuestro crecimiento y desarrollo personal.

En Aprendiendo de los mejores (Alienta, 2013, 4ª edición), decíamos que el activo más poderoso con el que cuenta una persona es su capacidad de aprender. Siempre existe la oportunidad de cambiar, de mejorar y de evolucionar, simplemente porque siempre existe la oportunidad de aprender. 

Jim Rohn, experto en Desarrollo Personal y autor de 7 Strategies for Wealth & Happiness, siempre decía: «El aprendizaje es el comienzo de la riqueza. El aprendizaje es el comienzo de la salud. El aprendizaje es el comienzo de la espiritualidad. Buscar y aprender es donde los milagros tienen sus comienzos». Y añadía: «Para que las cosas cambien, tú tienes que cambiar; para que las cosas mejoren, tú tienes que mejorar. No puedes cambiar las estaciones o el viento, pero siempre puedes cambiarte a ti mismo. Eso es algo que depende de ti».

El propio Brian Tracy @briantracy) también afirma en su obra Metas: Estrategias para determinar y conquistar sus objetivos: «Lo más importante que tiene una persona es su capacidad de aprendizaje. En realidad, podría perder su casa, su coche, su cuenta bancaria y sus muebles y quedarse sin nada más que la ropa que lleva puesta, pero mientras su capacidad de aprendizaje estuviera intacta, podría cruzar la calle y empezar a ganarse bien la vida de forma casi inmediata». 

¿Cuál es la conclusión de esta realidad?

Asumir esta verdad, es llegar a una conclusión: no hay escapatoria. Entonces, ya sólo queda la AUTORRESPONSABILIDAD. Pero eso es bueno, porque el éxito se resume en una palabra: AUTORRESPONSABILIDAD; y AUTORRESPONSBALIDAD es lo contrario a 4 cosas muy comunes en el Planeta Tierra:

EXCUSITIS: la excusitis es la enfermedad del fracaso. Las excusas no son otra cosa que mentiras que nos decimos a nosotros mismos. Y el gran problema de buscar excusas es que si uno las busca, siempre las encuentra. Si quieres tener éxito, hazte cargo de ti mismo. Si quieres tener éxito, no te des el lujo de inventar excusas.

VICTIMITIS: Es creer que el mundo está contra uno. Es creer que existe una conspiración para que uno no consiga sus metas y objetivos. Es creer que los demás consiguen las cosas por enchufe, o porque han nacido en un tipo de familia, o porque han tenido cierta educación determinada... Como apunta T. Harv Ecker (@t_harv_ecker), autor de Los secretos de la mente millonaria«Puedes ser víctima o ser rico, pero no las dos cosas».

QUEJIQUITIS: quejarse puede hacernos sentir mejor, pero no soluciona nada. Quejarse pone el foco en el problema y nunca en la solución. Sí, hay injusticias, deslealtades, traiciones y otras muchas otras, pero como decía Bill Gates: «La vida es injusta, acostúmbrate a ello»A menudo, no se trata de eliminar obstáculos sino de cómo bordearlos para llegar a destino. 

CULPABILITIS: Es otra versión más de la No—Responsabilidad. Echar el muerto a la crisis, al gobierno, a la suerte (mala) o a cualquier otro factor. La escritora Erica Jong decía: «Toma tu vida en tus manos, ¿y qué es lo que ocurre? Algo terrible: nadie a quien culpar».

¿Por qué es tan fácil caer en la Excusitis, Victimitis, Quejiquitis, Culpabilitis?

Muy sencillo, porque nos evita poner la responsabilidad sobre nosotros mismos y tomar acción para generar cambios. Es limpiarnos las manos para así tener la conciencia tranquila y poder dormir por la noche. Ya lo decía Robert Kiyosaki (@therealkiyosaki): «Es cómodo no cambiar; es fácil seguir siendo el mismo. Por eso, la mayoría de la gente continua siendo ella misma toda la vida. La mayoría de personas prefieren ser pobres comiendo con la mano izquierda, que hacerse ricas aprendiendo a comer con la mano derecha».

La AUTORRESPONSABILIDAD es el primer requisito que define a las personas de alto rendimiento. Las personas autorresponsables no esperan a que nadie les resuelva la vida y aplican el principio: ‘Va a ocurrir porque voy a hacer que ocurra’. No se centran en el ‘qué va a pasar’ sino que ponen el foco en el ‘qué voy a hacer’. Y AUTORRESPONSABILIDAD no significa que todo dependa de uno, pero sí que uno va a encontrar alternativas para bordear y salvar todos los escollos que aparezcan por el camino para llegar allí donde previamente había definido.

* * * * * * * * * * * * * * * * * *

* Ya está en marcha la 5ª edición de Aprendiendo de los mejores (Alienta, 2013), que además está entre los nominados al PREMIO KNOWSQUARE 2013 al mejor libro de empresa.

Si todavía no conoces la web puedes echar un vistazo en: | http://www.aprendiendodelosmejores.es. Encontrarás entrevistas, reseñas, reportajes y más de 40 testimonios sobre el libro de conocidos directivos, empresarios, consultores, coaches y deportistas, además de algunas otras novedades.

* En Libros de Management (@librosdemanagem) puedes ver la reseña de Neurociencia, empresa y marketing.
                                                                                                                                                                  

MEDULA PARA MATEO  ‘Hacerte donante de médula puede salvar una vida’
| Web | Facebook | Twitter |
                                                                                                                                                                  

«APRENDIENDO DE LOS MEJORES» en: | Amazon.es Casa del Libro FNAC |
                                                                                                                                                                 

3 comentarios:

Unknown dijo...

Sencillamente genial....¡¡ conciso y muy bien explicado !!

medicoypaciente.com dijo...

¡¡Me ha encantado...yo soy así...no, tu eres como quieres ser!!

Yudi Tribin dijo...

La ley del mínimo esfuerzo es más fácil que la de esforzarse por cambiar. Excelente artículo !

Publicar un comentario en la entrada