Nace ‘TOP Conferenciantes’, la plataforma de conferenciantes de management y desarrollo personal de Divertia Smile Company   l   www.topconferenciantes.com

domingo, 26 de enero de 2014

Lecciones de ‘El lobo de Wall Street’

Aquí, en la Sección Cine y Management hemos hecho en diferentes ocasiones, el análisis de largometrajes extrayendo lecciones para la empresa y la vida. Alguna de ellas han sido: Capitanes intrépidos,  Titanic, La vida es bellaDescubriendo a Forrester.

Hoy me detengo en la última que he visto: El lobo de Wall Street (2013), con Martin Scorsese como Director y Leonardo Di Caprio como actor principal en el papel de Jordan Belford.

Es una de las películas estrella de la temporada. De hecho, había intentado verla en varias ocasiones y la sala estaba siempre completa. Finalmente he podido hacerlo. Después de verla y haber leído las críticas, me esperaba mucho más.

Creo que no es una película cuyas 3 horas estén justificadas y con 2 hubiesen sido suficientes. Además, teniendo el antecedente de Wall Street (1988) con interpretaciones magistrales de Michael Douglas y Charlie Seen (y su segunda parte El dinero nunca duerme (2010)), creo que no está al mismo nivel.

En cualquier caso, extraigo sólo algunas lecciones de la cinta porque hay muchas más:

1. TU MENTE ES TU PRINCIPAL ACTIVO.
Tu mente gobierna tu vida; y tu mente es tu inconsciente; y tu inconsciente son tus creencias que te llevan a pensar de una determinada manera dando lugar a comportamientos ganadores o perdedores. De ello ya hablamos en Tú no eres la grabación, eres la grabadora. La fisionomía dice mucho de una persona, de si cree o no en ella misma: cómo mira, cómo anda, cómo se expresa, cómo viste... En la película Belford recluta a un conjunto de personas que simplemente echándoles un vistazo se nota que son individuos cuya autoestima no es demasiado elevada, que el concepto que tienen de sí mismos no es muy alto. A pesar de ello, les empieza a enseñar, a hacerles ver dónde pueden llegar, y a que crean en ellos mismos. Lo hemos dicho muchas veces: «No existen las personas sin recursos, sólo los estados emocionales sin recursos». Todo el mundo tiene ‘magia’ dentro de sí. Todo el mundo tiene un gran poder interior, la cuestión es si está bloqueado o desbloqueado. Las personas que consiguen resultados lo han conseguido liberar, consciente o inconscientemente. Da igual que tengas las mejores herramientas a tu disposición, los mejores conocimientos, la mayor experiencia, si tus creencias son de escasez, no lograrás mucho. De lo que se trata es de cultivar la confianza en uno mismo. Te conviertes en lo que crees, te guste o no. El mundo cree en quien cree en sí mismo (ver 10 hábitos para cultivar la confianza en uno mismo).

2. LA VIDA ES UNA VENTA CONTINUA Y TODO ES UNA VENTA. 
La película, evidentemente, no va de inversiones, sino de venta. No se trata de ser un excelente analista de valores sino de ser un excelente vendedor. De lo que se trata es que el dinero circule y en cada transacción ganar una comisión. Cualquier empresa (Repsol, Telefónica, H&M, Zara...) o profesional (charcutero, ferretero, escritor...) vive de lo mismo, de vender. Si no se vende, no se come. Sin clientes no hay negocio. Y muchas veces el mayor error que se comete es pensar que un producto (por bueno que sea) se vende sólo. No. La venta tiene su técnica y su método, y hay que dominarla. Vender es el arte de seducir, de poner en valor beneficios para el cliente. Si quieres tener éxito, aprende a vender. Si quieres ser emprendedor, aprende a vender. Con independencia de a lo que te dediques, aprender a vender. Si sabes vender, no te será complicado encontrar trabajo o montártelo por tu cuenta. Un dato: la mayor parte de los CEO del Fortune 500 proceden del mundo comercial y de ventas. No es casualidad. Te dejo 3 posts: 30 consejos para vender más y 10 rasgos que distinguen a los buenos vendedores. Y te recomiendo 2 libros: Psicología de ventas y Vender es fácil, si sabe cómo.

3. TODA VERDAD IGNORADA PREPARADA SU VENGANZA.
La falta de ética es como una herida mal curada, siempre acaba por abrirse. Rara vez cuando uno no sigue los dictados de la ética suele salir bien parado, porque por el camino siempre hay perjudicados y eso, de una u otra manera, acaba saltando por los aires. Antes o después, se viene abajo. No se puede vivir de manera clandestina sistemáticamente sin pagar un precio. Abraham Lincoln decía: «Se puede engañar a alguien siempre; a todo alguna vez; pero no a todos indefinidamente». De ello escribí un artículo hace tiempo ¿Merece la pena ser ético? y aparece ampliado ese artículo en mi libro Fast Good Management. Como siempre escribe el filósofo José Antonio Marina: «La ética es el modo más inteligente de vivir». Antes de coger la vía del atajo rápido, conviene pensárselo dos veces.

4. NO ES NINGUNA NOBLEZA SER POBRE.
Así es. Es la frase que más me gusta de todo la película en boca de Belford: «No es ninguna nobleza ser pobre». Puedes ser pobre o ser rico, pero ser pobre no es mejor que ser rico, igual que tener los ojos azules no es mejor que tenerlos marrones. No ganar dinero no es una virtud. Hay mucha gente que cree que son mejores personas por ganar poco dinero. Creen que son más espirituales y buenas personas. Una estupidez como un templo. Ni la bondad ni la espiritualidad dependen del tamaño de la cuenta corriente. Es más, cuanto más dinero ganas, a más gente puedes ayudar (donaciones), en más proyectos puedes invertir (generando dinamismo económico) y más puedes consumir (permitiendo que otros se beneficien de tus compras además de generar impuestos). El dinero también es Amor, cuando uno lo ve de esa manera y lo utiliza de esa manera. Evidentemente, hay que intentar que la gente tenga un concepto ‘sucio’ del dinero (creencias limitantes en el inconsciente) para que no lo ganen, porque la definición de Dinero es esta: Dinero = Libertad Impresa. Cuando tú no tienes problemas de dinero, tú gobiernas tu vida; cuando tienes problemas de dinero, la vida te gobierna a ti. Y no interesa que la gente sea libre. 

5. SI EL CUERPO (Y MENTE) NO SE CUIDA(N), CON EL TIEMPO SE RESIENTE(N)
En el artículo 6 hábitos para el éxito, que escribía esta semana para el portal Turijobs (@turijobs), decíamos: «El éxito exige mucha energía. Si tu energía está en mínimos, los resultados serán pobres». Las sustancias (drogas y otros derivados) están presentes de manera continua en la película., sobre todo, la cocaína (la droga del dinero). Sí, es cierto, te llevan a un estado mental que crees que todo es posible, y en realidad es así, porque la mente es nuestra herramienta más poderosa y tenemos demasiada basura metida en la cabeza (creencias limitantes) que la desactiva. Sin embargo, a corto plazo, uno se considera invencible; pero a medio y largo plazo te deja KO, destruido a nivel físico y de salud. Y lo peor de ello, es que no puedes vivir sin ellas, porque te crees muy poca cosa, sin autoestima y con poca confianza en uno mismo. En uno de los diálogos, uno de los protagonistas dice:

— Yo no concibo la vida ‘sin estar puesto’.

Y Belford contesta:

Yo tampoco, es un aburrimiento.

La mente hay que aprender a dominarla (si no controlas tu mente, no controlas tu vida), a base de estudio (para conocerla) y mucho trabajo (disciplina) y no con sustancias que nos comprometen a medio y largo. Entrenar la mente es la habilidad más importante para el éxito y la felicidad. Puedes controlar tu mente (de ello hablaré en otro post).