«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

sábado, 12 de diciembre de 2015

Si quieres brillar, pon un coach en tu vida

En el año 2003 tuve el privilegio de participar en el primer libro de coaching en nuestro país escrito por autores españoles. Hasta ese momento sólo existían traducciones del inglés. El título de ese libro era Coaching directivo: desarrollando el liderazgo (Ariel) y por mi parte escribí el primer capitulo con el título: Raíces históricas del coaching: Sócrates, Platón y Aristóteles [puedes leerlo y descargarlo en el siguiente link].

Desde entonces han aparecido numerosas obras sobre el tema a nivel general, así como desde las diferentes especialidades que existen (coaching nurtricional, familiar, educativo...) o modelos de coaching (Grow, Tavistock, CoachVille...).

Hace apenas unas semanas salió al mercado el libro Pon un coach en tu vida (Alienta, 2015) escrito por Laura Chica (@laura_chica), que es formadora, consultora y psicóloga de formación, y que también ha escrito otras obras como ¿Quién eres tú? y Tu futuro es HOY. El prólogo corre a cargo de Juan Carlos Cubeiro, Head of Talent de ManpowerGroup, y el epílogo corre por mi cuenta.

El libro tiene, desde mi punto de vista, tres mensajes claros:

1. El coaching tiene el poder de transformar nuestras vidas.
2. Coaching es hacer que las cosas ocurran.
3. Si quieres lograr tu máximo potencial, solo no lo lograrás.

Así, la autora dice: «Coaching es cambio. Coaching es hacer que las cosas pasen: decidir qué quieres, descubrir cómo conseguirlo y hacer cosas para lograrlo. Coaching es acompañar, facilitar, crear un camino, hallar posibilidades cuando se cree que no las hay, ayudar a conseguir resultados apoyándose en los propios recursos. El verdadero coaching produce cambios en las personas, aumentando su bienestar y felicidad, incrementando su eficacia y productividad personal».

Y añade: «Este arte o método se basa en hacer ver a la otra persona sus propios recursos y fortalezas, retándose a sí mismo, para ir desde una realidad actual a una realidad deseada. En definitiva, desarrollarse, crecer, conseguir, mejorar, cambiar, BRILLAR. El coaching es una de las herramientas más potentes que tenemos en nuestras manos para cambiar vidas».

En el libro se trata todo lo relativo al mundo del coaching, entre otros aspectos:

— Modelos de Coaching: ontológico, sistémico, coactivo...
— Tipos de Coaching: ejecutivo, deportivo, personal...
— Fases del proceso de Coaching: apertura, exploración, expasión, cierre...
— Herramientas del Coach: PNL, eneagrama, análisis transaccional...
— Competencias del Coach: observador, seguro, claro...
— Obstáculos en el proceso de Coaching: del coach, del coachee, del proceso...
— Preguntas poderosas para el Coach.
— Cómo hacer del coaching tu profesión.

Lo más interesante del libro es que la autora se ha rodeado de 12 coaches españoles para completar su visión, que, a modo de entrevista, cuentan su conocimiento, experiencia y metodología a la hora de trabajar los procesos de coaching. Por allí aparecen: Manuel Ignacio Seijo, Ovidio Peñalver, Jane del Tronco, Noemí Vico, Marta Romo, Silvia Escribano, Francisco Junquera, César Piqueras, Beatriz García Ricondo, María José Alaminos, Raúl de Tena y Rubén Turienzo.

Igualmente en el libro aparece dos secciones, Coaching de cuento y Coaching en 140 caracteres, que le dan frescura y más valor al texto. En la primera, cuentos como metáforas para reflexionar sobre aspectos clave del desarrollo personal; y en la segunda, citas-reflexiones tuiteables de numerosos coaches. 

Pero más allá de todo esto, ¿por qué necesitas –necesitamos todos– un coach? Aquí te planteo 4 reflexiones:

1. PORQUE VEMOS LAS COSAS COMO SOMOS, NO COMO SON. La vida es una cuestión de percepciones. Contemplamos la realidad desde una microatalaya –la nuestra– que dista mucho de atrapar la realidad en toda su magnitud. Un coach facilita hacerse una idea más precisa de quiénes somos y dónde estamos para, posteriormente, establecer un plan de acción estimulante que nos lleve a conquistar metas más elevadas. Mucha gente se sorprendería al ver el contraste entre lo que ellos ven de sí mismos y lo que ven los demás. Un coach sirve de espejo y te hace ser consciente de cosas de las que no eres consciente, tanto sobre ti cómo sobre tu forma de interpretar la realidad.

2. PORQUE NECESITAMOS SUPERAR CREENCIAS [LIMITANTES]. Todos tenemos bloqueos que nos limitan y nos impiden avanzar; y además creemos que esos bloqueos son estructurales. Nada más lejos de la realidad. Las creencias no son innatas sino aprendidas, e igual que las hemos aprendido las podemos desaprender. La cuestión no es poder sino creer que uno puede, porque lo que una persona cree determina lo que es capaz de hacer: creer que uno puede hacer algo, te moviliza a ir a por ello; creer que uno no puede hacer algo, te paraliza de ir a por ello. Nada influye tanto en nuestro comportamiento como la creencia sobre nuestra capacidad para hacer algo.

3. PORQUE NECESITAMOS METODOLOGÍA. No basta saber qué hay que hacer sino que es necesario saber cómo hacerlo. Es fundamental tener método y estrategia, alguien que ayude a planificar las pautas a seguir junto al timing preciso a cumplir; una persona que aporte planificación y orientación durante todo el proceso. La mayor parte de las personas tiene buenas intenciones para hallar soluciones que les permitan seguir desarrollándose pero encuentran dificultades en la forma de lograrlo. Ahí es donde el coach hace su intervención.

4. PORQUE NECESITAMOS QUE NOS DESAFÍEN. El ser humano tiene una tendencia natural a hacer lo más cómodo y fácil. La pereza siempre acecha. Siempre es recomendable rendir cuentas a alguien. La disciplina es la pieza fundamental del éxito, y ser disciplinado exige esfuerzo. Es bueno tener a alguna persona que nos eche el aliento en el cogote, que nos saca los colores y nos da un tirón de orejas por no cumplir con lo establecido. Un buen coach siempre te exige de ti más de lo que tú te exigirías de ti mismo.

El libro también está salpicado de frases entresacadas, de la propia autora y de otros especialistas, que acompañan el texto para reflexionar. Destaco ésta de Tim Gallwey:
«Siempre hay un juego ‘interior’ en tu mente, no importa qué esté sucediendo en el juego ‘exterior’. Cuán consistente seas de este juego podrá marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en el juego ‘exterior’. El juego ‘interior’ tiene lugar en la mente del jugador y juega contra obstáculos como el miedo o la desconfianza en uno mismo».
Para terminar, y como escribo en el epílogo del libro:
«El coaching no es una posibilidad sino una necesidad. Nadie que ha llegado lejos lo ha logrado solo. Todos, en su periplo hacia la cima, han encontrado maestros que les han acompañado. El coaching, cuando se está en buenas manos, tiene un gran poder transformador. Quien encuentra un buen coach ha encontrado lo mejor para el despliegue de toda su potencialidad».
Si te interesa saber más, puedes leer en el siguiente link el primer capítulo del libro y también una Entrevista con Laura Chica hablando con más detalle del libro.

A continuación el vídeo-resumen de la presentación del libro en el que tuve la ocasión de participar en la mesa junto a la autora [puedes ver la presentación completa en el siguiente link]:


* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }



1 comentarios:

Juan Diego Salinas Coach dijo...

Muchas gracias Francisco. Fantástico resumen de la profesión y del "para qué" del Coaching.

Realmente el libro de Laura es un mensaje directo y claro. Un abrazo a ambos

Publicar un comentario en la entrada