El sábado 27 de mayo (13 a 14.30 horas) y el sábado 10 de junio (12 a 14 horas) estaré en la caseta 266 (Deusto/Planeta) de la Feria del Libro de Madrid firmando ejemplares de #AprendiendoDeLosMejores y #TuFuturoEsHoy

jueves, 10 de marzo de 2016

El peor dolor que puedes sufrir en la vida

En la vida se puede ganar o perder, pero no esperar a ver qué ocurre. No hay nada peor que la indecisión permanente —de ello hablamos en el siguiente post—, porque eso lo único que hace que pase el tiempo y no haya pasado nada. Ghandi, personaje incluido en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 9ª edición), decía: «Nunca podrás saber qué resultados se obtienen de tus acciones, pero si no haces nada, no habrá resultados».

También Jim Rohn, al que citamos aquí con frecuencia, apuntaba: «En la vida, o pagas el dolor de la disciplina [por luchar por tus sueños] o pagas el dolor del arrepentimiento [por no luchar por tus sueños]»Y añadía: «El dolor de la disciplina pesa kilos, el dolor del arrepentimiento pesa toneladas».

Lo peor del miedo es que te derrota antes de luchar... y eso es triste. El propio Rohn señalaba: «Lo peor que puedes hacer es no intentarlo, ser consciente de lo que quieres y no ir a por ello, pasar años en el silencio que hiere, preguntándote alguna vez si se hubiera hecho realidad».

La pregunta es: ¿Qué es lo que lleva a una persona a querer algo y no luchar por ello? Ya te lo puedes imaginar: el MIEDO; el miedo paralizante es lo que nos obliga a vivir vidas pequeñas y muy por debajo de nuestro auténtico potencial. Y es que los miedos que no controlas, te controlan.

Tener miedo es algo habitual —todos lo tenemos— así que intentaremos reflexionar sobre el mismo, para aportar un poco de luz y gestionarlo oportunamente y así llegar más lejos: 

1. ¿MIEDO AL FRACASO?
La vida es ir de fracaso en fracaso hasta la victoria final. El fracaso es la norma en la vida y el éxito la excepción, sólo al alcance de quienes perseveran. Ya lo dice el refrán: «Hay que fallar cien golpes en la herradura para acertar una vez en el clavo». El fracaso no es lo contrario del éxito, el fracaso forma parte del éxito. El problema no es el fracaso sino tu interpretación del mismo. El fracaso sólo es fracaso cuando no aprendes. El fracaso no es otra cosa que una pieza de aprendizaje que bien digerida te va a permitir hacer las cosas bien más adelante. Como señalaba Edwin Herbert Land, fundador de Polaroid: «Un error es un acontecimiento cuyos beneficios todavía no se han convertido en una ventaja». Un fracaso es un evento, nunca una persona. Fracasa pronto para tener éxito rápido.

2. ¿MIEDO A LA INCERTIDUMBRE?
La vida es cambio e incertidumbre. «Todo cambia nada permanece», decía Heráclito ya en el siglo V a.C. Quienes se pasan la vida buscando certidumbres y tener el control de todo y de todos, acaban cayendo en la locura. Lo mejor es tirar para delante y sobre la marcha ir ajustando las velas, no hacer depender nuestra satisfacción del resultado final y disfrutar siempre del camino, porque los resultados te llegan, no te pertenecen, uno nunca sabe cuando logrará lo que quiere lograr. No puedes controlarlo todo. La vida no va de aprender las respuestas correctas sino de desarrollar las habilidades necesarias para que pase lo que pase, uno tenga recursos y opciones para gestionar la situación. La vida consiste en ganar control, y ello sólo es posible con estudio y práctica.

3. ¿MIEDO AL RECHAZO?
En la vida te rechazan muchas veces. Para avanzar hay que atreverse: a buscar socios, a encontrar financiación, a salir a la calle y vender, a pedir ayuda... Y cuando uno se atreve a hacer todas esas cosas, muchas veces a uno le dan calabazas. Como se recoge en Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición): «Para poder tener éxito es necesario aprender a manejar el rechazo. El rechazo es parte normal de la vida. La gente que no acepta ser rechazada nunca logra nada». Un ‘no’ no es nada personal, no tiene que ver contigo, simplemente que la gente puede tener otras prioridades, o no tener tiempo para atenderte o que simplemente no le gustas a esa persona en concreto. Siempre habrá ocasiones en que nos van a decir ‘No’. No pasa nada. No le des más vueltas y llama a la siguiente puerta que alguna acaba abriéndose. Además, ¿cuál es el riesgo de que te digan ‘No’? Que te quedes como estabas, o sea, ningún riesgo.

4. ¿MIEDO A LA CRÍTICA?
Hagas lo que hagas te van a criticar, y si no haces nada, también, porque algo deberías haber hecho. No puedes gustar a todo el mundo, pero tampoco es un inconveniente. La peor cárcel en la que puedes vivir es la de estar atrapado por el temor a lo que los demás piensen de ti. Tienes que proteger tu individualidad y pasar de los espectadores, porque tanto si coges la opción A como la B —o cualquier otra— habrá personas que no las comprendan. Hay personas que no entiendan que haya gente que quiera ser funcionarios; otros no entienden cómo se puede trabajar por cuenta ajena; y otros más critican a los que trabajan por cuenta propia porque para qué complicarse si puedes tener una nómina con ingresos fijos. Los gustos van por barrios. No necesitas dar explicaciones ni ser comprendido, tampoco por tu familia y amigos. La necesidad de aprobación de los demás equivale a decir: ‘Lo que tú piensas de mí es más importante que lo que yo pienso de mí mismo’. El verdadero amor y la verdadera generosidad generan libertad en los demás, no dependencias. Quien te quiere, respetará y apoyará tus decisiones siempre, aunque no las comparta.

Sin dudas, el peor dolor que se puede sufrir es el del arrepentimiento. Si no luchas por tus sueños acabas luchando contra tu realidad. Además, los seres humanos tenemos una facilidad asombrosa de adaptarnos al medio en el que operamos, por eso, cada día que pasa y nos acomodamos en una situación, más cuesta dar el paso. El ser humano muchas veces prefiere sufrir a cambiar.

Uno se merece aquello con lo que se conforma, así que conformarse no es una opción si no es la vida que quieres. Recuerda las palabras del escritor polaco Stanislaw Lem:

«Un sueño sólo puede triunfar sobre la realidad si se le da una oportunidad».

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }