jueves, 1 de marzo de 2018

Tus ganas de aprender determinarán tu futuro

Imagen relacionadaEl mensaje central que subyace a Aprendiendo de los mejores (Alienta, 13ª edición) se resume en: tu capacidad de aprender es tu principal activo.

De aquí se desprende que tus ganas de aprender determinarán tu futuro, porque en esta vida todo se decide y todo se aprende. Primero decides lo que quieres, y luego aprendes todo lo que sea necesario para llegar donde quieras llegar.

Si has aprendido a conducir, a cocinar o a bailar, también puedes aprender el resto de las cosas: a vender, a negociar, a liderar, a hablar en público o a superar creencias limitantes.

Podemos cambiar, porque podemos mejorar; podemos mejorar porque podemos aprender. Da igual si no sabes o no algo, lo importante siempre es si estás dispuesto a aprender. No importa tu pasado si estás dispuesto a construir tu futuro.

Porque, ¿qué es el éxito?

El éxito consiste en saber lo que hay que hacer y hacerlo.

O dicho de otra manera:

El éxito es conocimiento en acción.

Por tanto, si tu vida no es como te gustaría que fuese, ello es debido a dos causas: o no sabes algo o hay algo que no estás haciendo bien. No busques excusas, y ponte debajo del microscopio para buscar las causas (que siempre existen). Tu eres el problema, pero tú también eres la solución.

Teniendo en cuenta que el éxito es conocimiento en acción, lo que necesitamos se encuentra en tres sitios, y de ello hablamos en Los 3 lugares en los que encontrarás todo lo que necesitas para triunfar:

1. LIBROS [Estudio]: mucha gente que ha llegado lejos ha plasmado su sabiduría por escrito. Hay que aprovecharse de ello, porque hacerlo es un 'factor acelerador' para alcanzar nuestras metas y evitar cometer errores. Te dejo una relación de libros que te pueden ayudar aquí.

2. EXPERIENCIA [Práctica]: saber lo que hay que hacer no implica hacerlo bien, eso se consigue con la práctica y la repetición, a base de hacer una y otra vez lo mismo. A conducir se aprende conduciendo; a hablar en público, hablando en público; y a liderar se aprende liderando. No se aprende a torear desde la barrera, ni a navegar en tierra firme (te invito a leer El liderazgo exige práctica, así que practica).

3. FEEDBACK [Mejora]: nadie hace nada perfecto a la primera, por ello es fundamental un buen feedback para ajustar el tiro cada vez con mayor precisión. La gente ganadora pide feedback continuamente. Un buen feedback no es una maldición sino una bendición.

Coco Chanel (1883-1971), referente mundial de la moda y una de las personajes que aparecerá en Aprendiendo de los mejores 2 (Alienta, 2018), siempre decía:

Se triunfa con lo que se aprende

De lo que se desprende que cualquier persona tiene en sus manos llegar donde quiere llegar, porque la capacidad de aprender está presente en todas las personas. Es tu responsabilidad (y sólo tuya) ponerla en práctica o quedarte de brazos cruzados. Como señala Brian Herbert: «La capacidad de aprender es un regalo; la habilidad de aprender es una destreza; la voluntad de aprender es una elección».

No es casual tampoco, que en Tu futuro es HOY (Alienta, 4ª edición) digamos: «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día». Cada día importa; cada día se aprovecha o se desaprovecha; cada día suma o resta. Tienes que ver cada día como una oportunidad; como una oportunidad de adquirir nuevos conocimientos; como una oportunidad de desarrollar más habilidades; como una oportunidad de conocer gente. Práctica el hábito de añadir valor a todo lo que hagas y a cada situación que vivas.

¿Y cuáles son tus mayores enemigos?

1. PEREZA: la gente no consigue lo que quiere porque prefiere hacer lo cómodo a lo necesario. La pereza es lo contrario de la disciplina, y la disciplina es hacer lo que se tiene que hacer aunque no apetezca. La disciplina es el puente que conecta nuestros sueños con los resultados concretos. Siempre existen tentaciones para quedarse en el sillón: quienes las vencen, avanzan; quienes se dejan vencer por ellas, se estancan.

2. DUDAS (SOBRE TI MISMO): la mayoría de la gente cree que no es capaz de lograr cosas grandes, así que aspiran a cosas más normales. No se trata de poder, sino de creer que uno puede. El resto se aprende por el camino. Aunque no tengas inicialmente los conocimientos y habilidades para hacer algo, si crees que puedes adquirirlos, te pondrás en marcha y lo conseguirás. Y lo mismo, en sentido inverso. Tus creencias acerca de quién eres y tus posibilidades condicionan todo lo que haces y cómo lo haces. Date el permiso de ser la persona que te gustaría ser.

3. MIEDO: todos tenemos miedos, la cuestión es que nosotros les dominemos a ellos y no que ellos nos dominen a nosotros. Lo contrario del miedo es la confianza: a mayor confianza, menor es el miedo. Y la confianza se gana con conocimiento y experiencia. También con un buen coach que nos desafíe, rete y lleve al límites, porque muchas veces las personas somos los mayores enemigos de nosotros mismos, y necesitamos que alguien confíe en nosotros para dar el paso. Nos atrevemos más cuando alguien confía en nosotros. Zig Ziglar lo decía: «Mucha gente ha llegado más lejos de lo que pensaba que podía llegar porque alguien más pensó que podía hacerlo».  

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER   [ aquí ]
y recibe contenido exclusivo para tu desarrollo personal

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

* El próximo viernes 2 estaré en Calafell (Tarragona) dando la conferencia inaugural del Congreso Inmobiliario patrocinado por Idealista. Más info aquí.

* Hoy te dejo 3 entrevistas que me han realizado recientemente:
1. Las personas de éxito son expertas en algo, en Executive Excellence.
2. En el ser humano hay un gran deseo de crecer, en EVP (El valor de las personas).
3. Cuestión de talento, en el blog de Álex Durán.

www.aprendiendodelosmejores.es

www.tufuturoeshoy.com