jueves, 24 de mayo de 2018

10 hábitos que explican tu pobreza (II parte)

Imagen relacionadaEn el post anterior dejamos la primera parte de 10 hábitos que explican tu pobreza, entendiendo por pobreza la falta de resultados, en el que hablábamos de diez causas habituales por las que la gente no ve materializadas sus metas.

En esta segunda parte me gustaría ahondar un poco más en este tema y dejarte otras diez causas más que pueden explicar tu pobreza:

11. FALTA DE CONTROL MENTAL.
O controlas tu mente o tu mente te controla a ti. Entrenar y dominar la mente es la habilidad más importante para el éxito y la felicidad. La mente tiende de manera natural a lo seguro, fácil y cómodo. El ser humano prefiere lo conocido a la incertidumbre. Sin embargo, triunfar exige ser valiente y ser valiente exige lidiar con resistencias y obstáculos. Sólo con una actitud positiva y un tono vital alto es posible. De ello hablamos largo y tendido en el Capítulo 27. Pensamientos de Tu futuro es HOY (Alienta, 4ª edición) donde explicamos cómo cambiar pensamientos negativos por otros positivos. Allí recogemos las palabras de Buda: 'Ni tus peores enemigos te pueden hacer tanto daño como tus propios pensamientos'. El ser humano tiende a autosabotearse con una asombrosa facilidad: 'no soy bueno', 'no soy capaz', 'los demás son mejores', 'no me lo merezco'... te suena, ¿verdad?

12. BRANDING ESCASO.
No es lo que dices, es lo que transmites. En España, a diferencia de América, esto lo tiene muy poca gente. Creemos que tener mucho conocimiento o tener un buen producto es suficiente para vender, y no es así en absoluto. Hay dos conceptos que hay que tener en cuenta: VALOR (lo que eres: realidad) y PERCEPCIÓN DE VALOR (lo que los demás creen que eres: Percepción). No lo olvides: el mundo no funciona por 'realidades' sino por 'percepciones'. El Talento es la suma de dos cosas: saber hacer y poner en valor lo que uno sabe hacer. A menudo, lo segundo se olvida.

13. INCAPACIDAD PARA TRABAJAR EN EQUIPO.
Todos tenemos virtudes, pero también defectos. Por eso, se trabaja en equipo, para compensar. La complementariedad es la base del trabajo en equipo. Además no hay tiempo material para saberlo o hacerlo todo. O sea, que no queda más remedio que formar alianzas, relaciones, sinergias. Ir de autosuficiente por la vida sólo te hará ser mediocre. Y para trabajar en equipo es fundamental desarrollar nuestra Inteligencia Emocional. Daniel Goleman, incluido en Aprendiendo de los mejores 2 (Alienta, 2018) dice: 'Si no dominas las habilidades emocionales, si no eres capaz de controla tus emociones estresantes, si no puedes tener empatía y relaciones afectivas, entonces no importa lo inteligente que seas, que no vas a llegar muy lejas'. Las relaciones se basan en cómo llevarse bien con los demás, cómo gustarles, cómo persuadirles y cómo no defraudarles.

14. MIEDO AL ÉXITO.
El precio del éxito son dos cosas: Crítica y Envidia. Por eso, habitualmente, la gente tiene miedo a brillar. Porque cuando brillas a alguna gente le molesta, porque es recordarles su falta de coraje, valentía, capacidad de trabajo... y a nadie nos gusta que nos recuerden nuestras carencias, así que para algunos la mejor manera de subir es a base de bajar a los demás. James Altucher, autor de El poder del NO, apunta: 'No importa quién seas, no importa lo que hagas, no importa quién sea tu audiencia: el 30% lo amará, el 30% lo odiará y al 30% no le importará'.

15. MIEDO AL FRACASO.
El éxito genera algunos inconvenientes, pero el fracaso tampoco se queda corto. La sabiduría popular lo expresa así: del árbol caído todo el mundo hace leña. Debes tenerlo claro desde el minuto, prácticamente nadie hace bien a la primera. Eso significa que tienes que fracasar para avanzar: quien evita el fracaso está evitando el éxito. De ello hablamos con detalle en este Artículo en Sintetia: El precio del éxito es el precio de aprendizaje y el precio del aprendizaje es el precio del error.

16. FALTA DE PACIENCIA.
'En esta vida nadie fracasa, sólo hay gente que abandona en algún momento del camino', hemos dicho muchas veces. No se siembra hoy y se recoge mañana. La vida tiene sus tiempos, y aunque hay maneras de acelerar nuestro aprendizaje, todo es un proceso que hay que sufrir. Con independencia de tu talento y tu esfuerzo, nada se logra de un día para otro. Hasta que uno se hace una Marca y empieza a rentabilizar su trabajo, hay que sembrar mucho.

17. ENTORNO MEDIOCRE.
También hemos señalado por aquí que 'si vives entre codornices es muy difícil aprender a volar como las águilas'. Nuestro entorno determina en gran medida la altura de nuestro éxito. Nos arrastra a un determinada forma de pensar, sentir y actuar, y además, lo hace sin que nos demos cuenta, ése es el peligro. Para cambiar de vida, cambia de entorno. Un buen entorno acelera nuestro aprendizaje y desarrollo; un entorno mediocre, es cómo escalar por una montaña y que alguien nos esté tirando de los pantalones hacia abajo. Así, los avances son limitados.

18. NO AHORRAR.
Lo importante no es tanto cuánto dinero ganas sino cuánto dinero conservas. Da igual lo que ingresas si gastas lo mismo, porque entonces tu riqueza es cero. La clave no es ahorrar mucho o poco, sino generar un hábito para que se vaya consolidando. Si es poco, que sea poco, aunque sólo sea 1 euro al día. Uno de los libros que mejor explican esta cuestión e imprescindible sobre el mundo del dinero es El millonario de la puerta de al lado, el estudio más riguroso sobre los hábitos de las personas que acumulan riqueza. Los millonarios no sólo juegan mejor a la 'ofensiva' (ingresan más) sino que lo hacen sobre todo mejor a la 'defensiva' (presupuestan, planifican y ahorran). Uno de los mejores consejos que me dio un empresario hace años fue éste: 'Tu nivel de ingreso depende de tu nivel de gasto'. 

19. FALTA DE FOCO.
La dispersión es aliada de la mediocridad. Ya sabes: maestro de todo, aprendiz de todo; o también: quien persigue dos conejos, se queda sin ninguno. Para tener éxito tienes que ser experto en algo, y para ser experto en algo hay que dedicarle muchas horas para adquirir el conocimiento y la experiencia necesarios para ello. Si tocas muchas teclas al mismo tiempo, nunca serás referente en nada. Decídete por algo y pon ahí todas tus energías. La repetición es la madre de la destreza; la genialidad no es otra cosa que la práctica diaria, y quien más practica más lejos llega. Tu repetición es tu reputación. Elige ser mejor que el resto en algo. Te dejo: El rasgo principal que diferencia a la gente de éxito.

20. FALTA DE COMPROMISO.
'La diferencia entre la grandeza y la mediocridad es el compromiso', nos recuerda Grant Cardone. El compromiso es determinación absoluta (no a medias) con nuestras metas. Es darlo todo por algo: ganar o morir. No se puede estar comprometido a medias. El compromiso es una variable binaria: uno o cero. Falta de compromiso es igual a falta de resultados. Cuando estás comprometido con una meta siempre encuentras un camino, una alternativa, una solución; cuando no lo estás al 100% es fácil justificarse. La mayoría de la gente no consigue lo que quiere porque no hace suficiente para conseguirlo.


* * * * * * * *

* NOTICIAS:
Anunciarte que estaré en la Feria del Libro de Madrid firmando el sábado 9 de junio de 19 a 21 horas en la caseta 214 (Ecobook).
Ya está disponible el Audiolibro de 'Aprendiendo de los mejores 2 (en breve también el vol. 1) en Storytel, Audible, Amazon y Apple.

* ENTREVISTAS: algunas entrevistas recientes:
Entrevista en Ethica Consultores.
Entrevista con Juan Martínez de Salinas.
Entrevista en Hoja de Ruta.

* Y finalmente esta Vídeo-Entrevista en Málaga con @Laura_Chica hablando de crecimiento y desarrollo personal. 


* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER   [ aquí ]
y recibe contenido exclusivo para tu desarrollo personal

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

www.conferenciasfranciscoalcaide.com